nov 6

Sexualidad Femenina

Sexualidad Femenina

A lo largo de la historia se han creado una serie de estereotipos sobre la Sexualidad Femenina, que no corresponden a la realidad.

En los últimos años se han publicado numerosos estudios científicos que así lo demuestran.

Entre otras cosas, porque esos estereotipos sobre la Sexualidad Femenina han sido creados y fomentados por los hombres.1116515_249px

Muchas creencias que se habían mantenido sobre la Sexualidad Femenina no son verdad y éste es un tema sobre el que se sigue investigando y publicando, porque resulta llamativo para los investigadores sociales.

El prejuicio social imperante durante siglos sobre que la mujer no debía hablar de sexo en público y mucho menos practicarlo libremente, se ha interpretado de manera errónea.

Clásicamente se daba por supuesto que la mujer no tenía interés por el sexo.

La liberación de la mujer ha dado lugar a otro tipo de costumbres y a la oportunidad de realizar estudios sociológicos que describen la realidad.

Estos estudios ponen de manifiesto que las mujeres tienen una vida sexual y una concepción de su vida sexual bien diferente a lo que se pensaba de ellas.

Las mujeres en general suelen elegir mejor a sus compañeros que los hombres.

En el hombre la búsqueda de pareja,  suele estar más sujeta a criterios físicos.

En la mujer los costes emocionales y sociales de un embarazo exigen que elija más correctamente al padre de su hijo.

Pero gracias a la Liberación de la mujer, debida en gran parte al uso de  métodos anticonceptivos eficaces, las parejas sexuales de la mujer no tienen por qué estar enfocadas únicamente a la finalidad de la paternidad.

Las mujeres pueden tener un deseo sexual igual al de los hombres y un placer igual de intenso, pero, en general, no se dejan arrastrar por ese deseo en la misma medida que los hombres y suelen valorar más las posibles consecuencias (enfermedades de transmisión sexual o embarazos).

Clásicamente se aceptaba que la mujer en todo momento valoraba más que el hombre la implicación emocional de una relación sexual.

En las últimas generaciones se ha visto que esa valoración ha disminuido en aras de satisfacer el deseo.

Un elevado porcentaje de mujeres no tiene ningún problema para manifestar su deseo sexual.

No comments yet.

Add a comment


ocho − 3 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons