Entradas

21
Mar

 

Sexualidad

La Relación Sexual

La Relación Sexual no puede quedar reducida únicamente al coito.

Se trata de un intercambio total de afecto y placer.

Tampoco tiene por qué terminar de forma obligatoria en un orgasmo.

Para que la Relación sexual sea placentera y satisfactoria es importante tener en cuenta las tres D de la relación sexual:

Desinhibirse

Disfrutar

Dejarse llevar

El éxito de la Relación Sexual se “juega” durante todo el día.

Un día bien llevado por la pareja, con muestras de respeto y afecto y una buena relación interpersonal, van a  facilitar de manera decisiva  la Relación Sexual satisfactoria para ambos.

Preparativos de la Relación Sexual

Los prolegómenos de esta relación son la clave y casi siempre el éxito depende más de la buena planificación que de la improvisación, sobre todo en parejas de cierta edad y con años de unión. Para ello es conveniente tener en cuenta las siguientes cuestiones:

Se deben evitar pensamientos anticipatorios negativos.

Previamente hay que conocer una serie de cosas sobre la pareja tales como.

Cuales son sus posturas preferidas.

Que tipo de caricias la estimulan de forma más efectiva.

Las fantasías que más la excitan.

Lo que le gusta hacer, lo que le gusta que le hagan y sus límites.

Es conveniente saber cuidar los detalles:

Cuidar el olor corporal, el del aliento, etc.

Ejercitar de manera conveniente el tacto, los abrazos, o las caricias previas.

Procurar que el lugar, cumpla las condiciones de intimidad, comodidad y tranquilidad.

Con luz o a oscuras. Llegar a un acuerdo para elegir lo que se prefiera.

Elegir y conocer la postura que más guste o resulte más cómoda a ambos (evitar aplastamientos).

Dedicarse tiempo, sin prisas y con las pausas convenientes.

Es necesario que exista una buena comunicación.

Medidas que no ayudan:

Tomar alcohol. (Adormece y entorpece).

Poner dificultades (la mujer).

Otras formas de coito

No solo existe el coito por vía vaginal, hay otras formas de coito que han existido y se han practicado siempre y en todas las culturas.

No son mejores ni peores.

Están ahí para elegirlas según los gustos de cada cual y siempre de acuerdo con la pareja.

Todo es posible en una relación sexual siempre que exista acuerdo y respeto mutuo.

Evaluación de la Relación Sexual

Para mejorar una relación sexual es necesario que ambos miembros de la pareja sean conscientes de qué tipo de relación han terminado adoptando, se supone que por consenso, tras “X” años de convivencia.

La evaluación de la Relación Sexual va a servir para saber si alguno necesita cambios que mejoren esa relación.

Se suelen evaluar conocimientos, actitudes y comportamientos de ambos miembros de la pareja.

1.- Conocimientos sobre la Sexualidad:

Se evalúa el grado de conocimiento de ambos sobre los procesos de excitación, erección y orgasmo.

Y si están informados sobre las enfermedades y fármacos que influyen negativamente en los procesos mencionados.

2.- Actitud ante la sexualidad

Si por parte de alguno de ellos existe sentimiento de Culpabilidad. O sea, si el sexo se vive como algo tabú, vergonzoso o sucio.

Sentimiento de Obligación. Si alguno o ambos creen que la relación sexual es un deber de pareja.

Si existe una Negación de la Sexualidad por edad o por baja autoestima.

Cuando hay Creencias irracionales negativas sobre el sexo.

Si aparece una Anticipación negativa.

O si en alguno hay una Autoobservación obsesiva y rigurosa.

3.- Comportamiento ante la Sexualidad:

Se han de buscar comportamientos que ayuden a ambos a conseguir una relación satisfactoria.

Hay Conocimientos, Actitudes y Comportamientos alejados de lo sexual, pero que ayudan a tener una relación satisfactoria, si se practican.

Conocimientos sobre la pareja.

Sobre cuales son sus  aspiraciones y esperanzas vitales más importantes.

Conocer cuales son sus dos mayores preocupaciones.

Los tres momentos más importantes de su vida.

Sus momentos más estresantes del día.

Las personas que le han defraudado.

Los valores y filosofías de la vida de cada cual.

Actitudes hacia la pareja:

Si existe interés y valoración de las actitudes del otro.

Constatar que el objetivo de las discusiones siempre ha de ser el pacto, no quedar siempre encima.

Escuchar con atención, aunque no se comparta la opinión.

Comportamientos:

Buscar tiempo libre para disfrutarlo juntos.

Reconocer cuando se ha tenido un mal día.

Reconocer errores.

Mantener el humor incluso en las discusiones.

En las discusiones, primero argumentar, después opinar.

Escuchar argumentos y opiniones del otro.

Evitar pensamientos negativos.

De vez en cuando recordar metas y objetivos conseguidos juntos.

Mostrar cariño y respeto por el otro a lo largo de todo el día.

.

El Tema:  Sexualidad. La relación Sexual,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna.  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada