Entradas

30
Ene

Sexualidad y Adolescencia.

Cambios Psicológicos en Adolescentes.

La primera etapa de cambios en los niños al entrar en la adolescencia, llamada de aislamiento, se da entre los 12 y 14 años.

En el varón es la  época del desorden, la suciedad y el rechazo a las niñas para superar la dependencia materna.

La niña no rechaza a los niños.

La masturbación es la única forma de actividad sexual.

Entre los 14 y 15 años es la etapa de incertidumbre.

Su actuación y decisiones dependen de lQué-hacer-si-mi-hija-está-embarazada-300x300as del grupo.

El erotismo se manifiesta a través de chistes y conversaciones.

En el varón se pueden dar encuentros homosexuales que no marcan definitivamente su futura opción.

Comienzan los enamoramientos.

Entre los 15 y los 17 años es la etapa de consolidación de la orientación sexual y de los grandes enamoramientos.

Se comienza a consolidar la identidad y se puede hablar con ellos de libertad y responsabilidad.

En general aparece un interés por el atractivo físico del otro.

Se afianza la tendencia a crear vínculos con otras personas y a integrarse en el grupo.

El mundo emocional se expresa a través de los sentidos.

Aparece la tendencia a obtener placer.

Interés por cuidar el propio atractivo.

Cambios Sociales

La pubertad ocurre a edades cada vez más tempranas y no van a coincidir la madurez sexual y la  madurez social.

La Madurez orgánica Sexual ocurra antes que la Madurez Psicológica y Social

El ingreso en el mercado de trabajo y la independencia económica ocurren cada vez más tarde, mientras que nuestros jóvenes maduran físicamente cada vez más temprano.

La Sexualidad a esta edad implica sobre todo responsabilidad y una independencia que no pueden tener.

A los adultos les resulta difícil aceptar y manejar ese largo periodo entre la maduración sexual y la maduración social de los adolescentes y jóvenes.

Además la sociedad ejerce un papel propiciador de la vida sexual del adolescente.

Por un lado se quiere controlar que comiencen las relaciones sexuales lo más tarde posible y cuando exista una maduración mental, y por otro se les incita a actitudes sexuales.

En ocasiones las costumbres imperantes pueden estar en franca contradicción con los valores que se tratan de inculcar desde el ámbito familiar.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada