Entradas

05
Feb

Sexualidad y Cáncer de Mama

El Cuerpo de la Mujer juega un papel fundamental en su vivencia sexual, por eso la mujer con Cáncer de Mama va a tener en un primer momento de la enfermedad  una visión negativa de su cuerpo desde distintos enfoques:

En primer lugar al tener que asumir que el suyo es un cuerpo enfermo.

Como alteración  importante de sus características sexuales, en este caso de una mama enferma.

Como persona incapaz de manejar las reacciones de su organismo a los tratamientos.

Como mujer “mutilada” en caso de que sea sometida a una extirpación de la mama.

Tanto el impacto de la enfermedad como el del tratamiento del Cáncer de Mama, se ponen de manifiesto en los siguientes aspectos de la vida sexual:

1) Factores físicos.

La quimioterapia utilizada en el tratamiento puede dar lugar a sequedad y pérdida de elasticidad de las paredes de la vagina,baa con lo que puede haber dolor más o menos importante en el coito y el consiguiente retraso para llegar al orgasmo, si se llega.

Con los diferentes tratamientos a los que es sometida la mujer puede llegar a desaparecer la regla (amenorrea, o supresión de la menstruación), y como consecuencia con la aparición de los síntomas de menopausia, que incluyen sofocos, mareos, sudoración, insomnio e importantes alteraciones emocionales.

El cansancio, el dolor, el estrés y el malestar general debidos al tratamiento, también afectan al deseo sexual.

La mutilación o ausencia de seno, cuando llega a haberla, influye de manera determinante en el estado emocional de la  mujer.

2) Factores psicológicos.

La ansiedad y el estrés que acompañan a todas las fases del tratamiento, pueden provocar falta de deseo sexual. A lo que contribuyen el importante deterioro de la autoestima por el mal aspecto físico.. La mujer está delgada, pálida, ojerosa, pierde el pelo etc.

3) Factores psicosociales.

Generalmente suceden cambios en la manera de  vivir, relacionados con las numerosas consultas a las que hay que acudir, los cambios físicos, y el malestar corporal, debido en parte a la agresividad que entrañan los tratamientos.

4) Área de ideas.

Temores a la muerte, a la recurrencia del cáncer, a la pérdida de feminidad, al rechazo de la pareja, a no recuperar un buen aspecto, etc, van a influir de forma muy negativa en su calidad de vida y sobre todo en la esfera sexual de la mujer.

Para la Mujer con Cáncer de Mama sentirse sexualmente atractiva influye positivamente para sentirse bien, tener buen ánimo y por tanto en el proceso de recuperación de la enfermedad.

Es normal que la mujer note los cambios y alteraciones en el funcionamiento sexual que conlleva la enfermedad y su tratamiento, pero se ha de tener en cuenta que la sexualidad no es solo algo que compete al terreno físico, sino también al área psicológica.

Para poder reiniciar una vida normal la mujer ha de considerar que:

La pérdida de una de sus mamas no la hace menos atractiva.

Los cambios físicos que se van a operar en tu cuerpo durante el tratamiento, son temporales.

Con el tiempo y cuidándose, se va a  recuperar el cabello y se recupera el buen aspecto.

El cáncer no es contagioso, ni los medicamentos  ni sus efectos secundarios van a perjudicar a la pareja.

La aparente posible falta de interés de tu pareja es debida más a la preocupación por tu enfermedad o el miedo a hacerte daño o a perderte, que porque hayas dejado de interesarle sexualmente.

Esforzarte en mantener una buena apariencia física aún en los peores momentos, hace que mejore tu autoestima, te sientas mejor y se favorezca el proceso de recuperación.

Mantener un ánimo positivo es muy importante para superar antes la enfermedad.

Tus relaciones sexuales en el futuro, también dependerán de cómo hayan sido hasta el momento  del diagnóstico del cáncer.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada