Entradas

29
Jul

 

Sida o Síndrome de Inmuno-deficiencia Adquirida

Epidemiología del Sida

Cuando comenzó a conocerse la enfermedad y con la aparición de los primeros casos, se culpó en la calle  a las personas homosexuales como únicos causantes de la epidemia. Se llegó a decir que se trataba de un “castigo divino”.

Los prejuicios sin base científica en este caso fueron  la principal causa de que la enfermedad se extendiera rápidamente, precisamente porque mirando en la única dirección de las personas homosexuales, no había control ni seguimiento de las personas heterosexuales. Aún en esos primeros tiempos, posteriormente se comprobó que había más personas contagiadas por transfusiones sanguíneas que por vía sexual.

Posteriormente y a medida que los primeros infectados viajaban, fueron extendiendo la enfermedad por todo el mundo.

La enfermedad empezó a descender cuando popularmente se difundió  el conocimiento de ésta y gracias a otras series de medidas tales como:

  • El estricto control de la sangre destinada a las  transfusiones.
  • Las amplias campañas de información y educación sobre la enfermedad y sus vías de transmisión.
  • La concienciación de la población sobre la necesidad de practicar  sexo seguro por parte tanto de las personas homosexuales como de los  heterosexuales. (Los homosexuales hasta entonces no solían usar preservativo porque éste se utilizaba solamente como método anticonceptivo).
  • Las campañas insistentes entre drogadictos sobre el peligro de compartir jeringuillas.

Aunque hubo una remisión, se notan tendencias al alza de la enfermedad desde 2000-2002, en general. El Sida  continúa siendo un grave problema sobre todo entre drogadictos que se inyectan sustancias y entre las prostitutas a quienes no se les permita utilizar preservativos.

En países subdesarrollados, sobre todo de África subsahariana, existe una tasa muy elevada de infección por Sida, debido a una serie de circunstancias como pueden ser la  falta de educación sexual, por lo poco extendida que está el uso del preservativo, por causas religiosas o por reutilizar jeringas usadas en los consultorios médicos.

También durante los últimos años existe una tendencia al alza de casos de casos de infección por Sida en países asiáticos.

Parece que en general en la población mundial el sexo femenino representa el 60% del total de infectados con VIH.

Transmisión del Sida

En la actualidad se conoce que el Sida se puede transmitir por tres vías principales:

Por la Sangre, que a su vez puede ser en diversas circunstancias tales como:

En una mujer al feto, durante el embarazo y el parto.

Mediante Transfusión de sangre. Esta vía de contagio fue una de las más importantes hasta que comenzaron a utilizarse todos los métodos de control profundo de donantes y de la sangre para trasfundir en los bancos de sangre.

También se puede transmitir la enfermedad mediante la utilización en personas no infectadas, de agujas, de jeringas y de otros objetos punzantes que previamente se hayan utilizado con una persona enferma.

Así mismo el contagio puede suceder a través de Máquinas de afeitar y de Cepillos de dientes.

Vía sexual:

La transmisión por vía sexual puede darse igual a través de la sangre, por heridas microscópicas que puedan tener tanto la persona infectada como la sana, como a través de secreciones y fluidos vaginales: semen, líquido preseminal, flujo y fluidos vaginales. Se debe tener en cuenta que la transmisión se puede dar en cualquier forma de relación sexual  por igual. Sea coito anal, coito vaginal, felación etc.

Perinatal o en la vida fetal, en el momento del nacimiento y posteriormente y puede ser:

Contagio del feto a través de la placenta.

Del lactante a través de la leche materna.

En cualquier caso el Contagio va a depender de la concentración de virus del Sida en la persona infectada.

En sangre es donde existe mayor concentración de virus, seguido inmediatamente por los fluidos sexuales.

La concentración de virus en saliva suele ser baja. Aunque aún se sigue discutiendo esta vía, parece aceptado por la mayoría de los autores de la comunidad científica que la saliva no es vía de transmisión. Así como no lo son las lágrimas ni la orina

Está aceptado que No hay riesgo de contagio:

Por la picadura de insectos.

Bebiendo del mismo vaso o botella que una persona infectada.

Por Intercambiar ropa.

Mediante un Apretón de manos.

Por Estudiar, trabajar o jugar con personas infectadas.

Bañarse o ducharse con personas infectadas.

.

El Tema: Sída. Transmisión del Sida,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna.  Colegiada  Nº 49/556,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada