jul 12

Sífilis. Sífilis Terciaria

 

Sífilis

3) Sífilis Terciaria

Se denomina de esta forma a la tercera etapa en el desarrollo de la enfermedad. En esta fase terciaria la Sífilis que había estado sin manifestaciones aparentes, vuelve a despertar y ataca directamente al sistema nervioso o a algún otro órgano concreto.

Se trata de la fase más grave de la enfermedad, cuando ésta ocasiona problemas más serios y puede llegar a i3producir la muerte del paciente.

Los problemas más frecuentes van a ser:

Trastornos oculares. Son frecuentes las uveítis sifilíticas que pueden llegar a ocasionar una ceguera completa.

Cardiopatías. Por igual pueden aparecer miocarditis, pericarditis o endocarditis sifilíticas.

Lesiones de médula espinal. Puede haber mielitis sifilíticas. Así mismo pueden aparecer alteraciones radiculares, de las raíces nerviosas, y de los nervios periféricos.

Lesiones cerebrales. Éstas pueden afectar a todas las estructuras encefálicas y las manifestaciones van a ser dependientes de la zona dañada.

Demencia, o locura sifilítica. En la actualidad es un cuadro muy infrecuente porque va a aparecer en las últimas fases de la enfermedad y generalmente antes de llegar a esto el paciente ya ha sido diagnosticado y tratado.

Aneurisma sifilítico. El aneurisma es un ensanchamiento arterial, generalmente en las arterias de mediano y gran calibre. los más frecuentes y conocidos son las de la arteia aorta.

Pérdida de coordinación de los movimientos. Generalmente debida a una afectación cerebelosa

Aunque el tratamiento con penicilina es eficaz, las lesiones que ya haya producido ya la sífilis, son incurables, no tienen vuelta atrás.

Parece que la persona infectada puede ser contagiosa durante periodos de hasta dos años. Depende de la existencia de lesiones abiertas (chancros o llagas) de las que unas pueden ser visibles y otras no. El último caso se da preferentemente en mujeres si tiene lesiones alojadas en el interior de la vagina y en los dos sexos en caso de lesiones en el interior de la boca que no han sido correctamente identificadas.

No existe inmunidad contra la sífilis. El haber padecido una Sífilis no crea una inmunidad permanente, es decir que una persona que haya padecido la enfermedad puede volver a contagiarse a lo largo de su vida, si vuelve a tener contactos con personas infectadas.

No comments yet.

Add a comment


nueve − = 3

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons