jun 8

Suboclusión Intestinal

Suboclusión Intestinal

Se conoce como Suboclusión Intestinal a una oclusión parcial del intestino, que se puede manifestar clínicamente con los siguientes síntomas:

Ausencia de emisión de heces o de gases por el ano durante horas o días.

Distensión abdominal, con abdomen hinchado.

Estado nervioso continuo y algún vómito de manera esporádica.

Malestar y dolor abdominal que persiste hasta que se resuelve el problema.

Malestar general del paciente.

Generalmente ocurre en varones de más de 50 años de edad.

Como no se trata de una obstrucción completa, normalmente en la Suboclusión se permite el paso de parte del contenido intestinal, con lo que, si se ausculta el abdomen del paciente se oyen ruidos abdominales aislados (en la oclusión total hay ausencia de ruidos intestinales).

Suele solucionarse de forma espontánea por lo que no va a necesitar intervención quirúrgica, sino únicamente tratamiento médico a base de:oclusion-intestinal_0

Dieta absoluta.

Aspiración del contenido del estómago mediante una sonda nasogástrica.

Hidratación mediante administración de suero por vía endovenosa.

En algunos casos la Suboclusión evoluciona a una oclusión intestinal completa.

Causas de Suboclusión Intestinal

Las causas de Suboclusión son numerosas y variadas. Las más frecuentes son las que se enumeran a continuación:

Estreñimiento. En ocasiones un estreñimiento grave y persistente puede dar lugar a esta complicación.

Adherencias intestinales que tienen su origen generalmente en que el paciente ha estado sometido a cirugía intestinal con anterioridad.

Hernias intestinales. El fallo de la pared intestinal por rotura muscular puede dar lugar a salida de un asa intestinal y a un cuadro de Suboclusión.

Válvulas intestinales. Se conoce con este nombre a la alteración en la que las asas intestinales se enrollan y hacen una especie de nudo que impide el paso de las heces.

Cuerpos extraños intestinales, ya sea por haber sido ingeridos, o por la presencia de parásitos.

Estenosis intestinal generalmente causada por tumores benignos o malignos.

Inflamación intestinal debida a enfermedades inflamatorias, tipo enfermedad de Crohn, o por tumores.

Tumores en órganos situados fuera del intestino que en su crecimiento presionan sobre éste.

Divertículos intestinales, sobre todo si son numerosos y están muy juntos.

Diagnóstico

Se realiza por la historia clínica, los síntomas y la exploración del paciente.

Uno de los signos típicos de la exploración es conocido como “timpanismo”. Se trata de que al golpear suavemente el abdomen con las puntas de los dedos se va a escuchar un sonido como el de un tambor hueco. Otros métodos diagnósticos son la Ecografía Abdominal y la Resonancia Magnética.

Tratamiento

Se debe tratar la causa.

Además, se toman las medidas ya enumeradas anteriormente.

Control de la evolución del paciente, porque si no se soluciona la Suboclusión o evoluciona a oclusión completa, habrá que someterlo a tratamiento quirúrgico.

No comments yet.

Add a comment


nueve − 7 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons