mar 21

Tenesmo

Tenesmo

Se distinguen dos tipos de Tenesmo:

Tenesmo Rectal, que consiste en la sensación de necesidad de defecar aun cuando el intestino está vacío.

Tenesmo Vesical, que es igualmente la sensación de necesidad de orinar aunque se acabe de hacer y la vejiga esté vacía.

Tenesmo Rectal

Como se ha dicho, es la sensación de tener que defecar aunque se haya hecho un momento antes y, cuando se intenta de nuevo, no se logra y esa molesta sensación no desaparece.

Con frecuencia está asociado al estreñimiento, pero puede tener otras causas, tales como:

Trastornos de la motilidad intestinal, o sea, el intestino no tiene sus movimientos normales.

La existencia de una inflamación en la zona ano-rectal debida a un absceso.

Por tumores o cáncer ano-rectal.

También puede aparecer en la enfermedad de Crohn y en la colitis ulcerosa.

En infección del colon o en  gastroenteritis.12494622-people-running--vector-runner-marathon-silhouette

En inflamación del colon por haber recibido tratamiento con radioterapia.

Otras alteraciones intestinales como colitis, proctitis, etc.

Los síntomas que pueden acompañar al Tenesmo Rectal son:

Dolor abdominal persistente.

Sangre en las heces dependiendo de la enfermedad que produce el tenesmo.

Náuseas. Vómitos.

Escalofríos.  Fiebre.

Malestar general del paciente.

Para realizar tratamiento se debe hacer un estudio del paciente buscando la causa que produce el Tenesmo Rectal y tratar esta.

Tenesmo Vesical

Como ya se ha señalado, el Tenesmo Vesical o Tenesmo Urinario es un deseo imperioso de orinar que obliga a hacerlo constantemente, sin conseguir emitir orina o hacerlo en escasa cantidad.

Generalmente se suele acompañar de picor y/o escozor al orinar (disuria) y polaquiuria, u orinar muchas veces.

La causa del Tenesmo Urinario suele ser una infección de vías urinarias, pero también puede aparecer por otras causas, como:

Toma de medicamentos, como el Litio.

Estados de nerviosismo o ansiedad.

Hipertrofia de próstata.

Cáncer de próstata o de vías urinarias.

Prostatitis bacteriana aguda.

Obstrucción en general del tracto urinario por cualquier causa.

Como en el Tenesmo Rectal, el tratamiento es el de la causa que lo produce.

Tanto en el Tenesmo Rectal como en el vesical se ha de tener en cuenta:

El tiempo de duración.

Si es la primera vez que se padece o no.

Si es continuo o de forma intermitente.

Qué síntomas acompañan al tenesmo.

Si hay algún familiar con el mismo problema.

Qué tipo de dieta  hace el paciente.

Qué medicamentos toma habitualmente.

Qué enfermedades padece o ha padecido.

Estos datos orientan en cualquier caso a decidir qué tipo de pruebas diagnósticas se realizan para diagnosticar la causa de cualquier Tenesmo.

 

No comments yet.

Add a comment


tres − = 1

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons