Entradas

10
Ago

 

Toxoplasmosis

La Toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito llamado Toxoplasma y que afecta tanto a las aves como a los mamíferos.

Se contagia a humanos por contacto con animales (el gato es el huésped definitivo del parásito) o mediante la ingesta de carnes no cocinadas, sobre todo de cerdo (embutidos y jamones), o de carne poco hecha o mal congelada. Aunque es menos frecuente, el parásito también se puede transmitir a través de la sangre en transfusiones o en trasplantes de órganos.

Si la madre adquiere la infección en fechas próximas a la concepción o durante el embarazo, puede contagiar al feto por vía placentaria.

En líneas generales, si una mujer se infecta 6 meses antes del embarazo, la probabilidad de transmisión al futuro feto, es muy baja.

Cuando la infeción de la mujer sucede menos de seis meses antes de quedar embarazada, la probabilidad de infección del feto es mayor cuanto menor sea el intervalo hasta la concepción

Si la mujer se infecta durante el primer trimestre del embarazo, la incidencia de infección fetal es baja (alrededor del 15 %).

Si se produce durante el tercer trimestre, la incidencia de infección fetal es máxima (65-70 %).

En el primer caso la enfermedad del recién nacido es más grave. En el segundo, el niño no suele tener síntoma al nacer, aunque parece que posteriormente pueden tener problemas de aprendizaje o secuelas neurológicas.

Las mujeres en general (un 85 %) no muestran síntomas de infección y se las diagnostica la enfermedad mediante las pruebas serológicas en sangre.

Síntomas de la Toxoplasmosis

Puede haber una forma crónica sin síntomas.

La forma aguda se manifiesta de diferentes maneras:

En personas con la inmunidad baja.

Enfermos de Sida y quienes reciben tratamientos inmunosupresores son las personas que tienen más probabilidad de sufrir una Toxoplasmosis aguda.

Los síntomas de estos pacientes aparecen sobre todo como afectacion del sistema nervioso central y se presentan como encefalopatía, meningoencefalitis o efecto de masa intracraneal.

Así mismo los pacientes pueden tener: hemiplejia, estado mental alterado, convulsiones, fiebre, cefalea, y trastornos visuales o del habla.

También pueden aparecer alteraciones de otros órganos: corazón, páncreas, intestino, piel, pulmones o afectación ocular.

Esta forma de la enfermedad tiene mal pronóstico en cualquier caso.

Manifestaciones en personas con un buen sistema inmunitario.

El síntoma de la forma aguda en estas personas que más regularmente se presenta es la aparición de inflamación de los ganglios de la cadena cervical. Los ganglios engrosados pueden ser únicos o múltiples. También puede aparecer la inflamación, aunque con menos frecuencia, en otras cadenas ganglionares distintas a la cervical.

Además el paciente suele presentar fiebre, cefalea, malestar general.

Con menos frecuencia tienen dolores musculares, faringitis, erupción en piel o meningoencefalitis.

La complicación más frecuente es una neumonía.

Los síntomas agudos se suelen resolver en unas semanas, aunque los ganglios pueden permanecer inflamados durante meses.

Infección ocular

Generalmente aparece en los recién nacidos infectados, pero también en algunos casos de Toxoplasmosis adquirida se presentan diversas alteraciones oculares.

Diagnóstico

Se realiza:

Por aislamiento del parásito en sangre o en otros líquidos corporales.

La serología en sangre es el método más fiable. Hay procedimientos protocolizados para realizarla de manera distinta según el tipo de paciente.

En ocasiones se realiza biopsia y examen en Anatomía Patológica de tejidos del órgano u órganos afectados.

Tratamiento

Los adultos y niños mayores sanos que sólo presentan adenopatías no precisan tratamiento.

Los pacientes con Toxoplasmosis ocular se tratan con sulfadrazina y pirimetamina.

En pacientes inmunodeprimidos se ha de realizar tratamiento cuanto antes porque en caso contrario la enfermedad resulta mortal.

Existen bastantes fármacos, además de los ya mencionados, que son eficaces en el tratamiento de esta enfermedad. Se utilizan indistintamente, solos o asociados, y según cada caso: Trimetroprin, Clindamicina, Elortetraciclina, Sulfadiazina, Ácido polínico, Sulfotas, Azitromicina, …

Prevención

Se lleva a cabo sobre todo en mujeres embarazadas evitando:

Comer carne poco hecha o cruda.

Contacto con gatos y sus utensilios.

Antes de comerlas, lavar bien frutas y verduras.

Lavar las manos tras trabajar en un jardín o manejar material que pueda estar contaminado.

.

El Tema:  Toxoplasmosis. Toxoplasmosis y Embarazo,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martin.  Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada