Entradas

22
Abr

 

Psicosis

Trastorno Psicótico Breve

Se conoce con el nombre de Trastorno Psicótico Breve cuando los síntomas Psicóticos tienen un inicio repentino y no duran más de un mes, seguidos de una recuperación total.

El Trastorno Psicótico Breve puede ser:

Desencadenado por algún suceso grave, como un trauma psicológico importante, la pérdida de un ser querido, un accidente grave etc.

Desencadenado por un suceso no grave.

En mujeres, de inicio en el postparto o en las cuatro semanas siguientes al parto.imageses

El Trastorno Psicótico breve es un tipo de psicosis muy poco frecuente y suele aparecer en personas jóvenes.

Aunque es de corta duración, es un cuadro grave, que necesita atención de urgencia en un servicio de Psiquiatría.

En muchos casos necesita de hospitalización psiquiátrica durante un tiempo, hasta comprobar que el paciente responde bien al tratamiento.

Trastorno Delirante

El Trastorno Delirante es una enfermedad muy poco frecuente y que se inicia en edades más tardías. Generalmente parece entre los 30 y 50 años de edad.

Quienes lo padecen tienen ideas delirantes como síntoma predominante, sin que se acompañen de otros síntomas Psicóticos.

Estas ideas delirantes no son sobre cosas raras, sino que expresan situaciones que pueden darse en la vida real, como el ser perseguido, engañado, espiado o envenenado por alguien.

Fuera del tema objeto de delirio, sea cual sea, se trata de pacientes que pueden tener una vida social y laboral aparentemente normal, pero en general suelen ser personas poco sociables que tienen tendencia al aislamiento social.

Así mismo son personas de trato difícil, que no reconocen su problema, no creen que su idea delirante sea eso, un delirio, y están convencidas de que es algo real que les está sucediendo y de que quienes están engañados son los demás. Esto quiere decir que son muy refractarias a los tratamientos, ya que si no reconocen el problema, no pueden aceptar que necesiten tratamiento.

A veces, debido a que su conducta es muy normal y que no refieren a cualquiera sus ideas delirantes, cuesta bastante llegar a  diagnosticarlos correctamente. En general es un familiar o una persona allegada quien capta su comportamiento y se lo refiere al médico.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada