feb 12

Tuberculosis Secundaria

Tuberculosis

Tuberculosis Secundaria

Las Tuberculosis Secundarias son fundamentalmente Extrapulmonares y pueden aparecer a partir de una Tuberculosis Miliar (o TBC diseminada en los campos pulmonares), por la reactivación de un foco pulmonar antiguo o en ocasiones, en ausencia de de TBC pulmonar diagnosticada.

Las Localizaciones más frecuentes son las que se exponen a continuación:

- Tuberculosis Meníngea

Como su nombre indica se asienta preferentemente en las meninges de la base del encéfalo. Se forman microgranulomas que se van rompiendo y diseminando los bacilos por el líquido cefalorraquídeo.

Las formas de presentación de la enfermedad son subaguda o crónica.

Los síntomas más característicos son cefalea continua y sorda, rigidez de nuca y diferentes tipos de déficits o alteraciones neurológicas.aaaa

El bacilo puede encontrarse en el líquido cefalorraquídeo mediante un cultivo de éste.

- Tuberculosis Ganglionar

Va a aparecer sobre todo en las cadenas ganglionares del cuello y en las supraclaviculares.

Se inflaman los ganglios y en la evolución de la enfermedad pueden abrirse y drenar contenido purulento, lleno de bacilos y altamente contagioso.

Este tipo de TBC aparece sobre todo en jóvenes y en niños.

Los ganglios son muy duros, muy dolorosos y el paciente siempre tiene fiebre.

- Tuberculosis de Cerebro

Llamda también Encefalitis tuberculosa cuando se localiza en el cerebro, y en caso de que afecte a la médula espinal se llama mielitis tuberculosa.

Los síntomas van a depender de su localización.

- Tuberculosis Osteoarticular

El bacilo también puede infectar a huesos o a las articulaciones.

También puede haber una osteomielitis tuberculosa, aunque su frecuencia es muy baja.

La Tuberculosis de la columna cerebral se conoce como mal de Pot y era una complicación frecuente a principios del siglo XX.

- Tuberculosis Renal y Genito-urinaria

Da síntomas urinarios o genitales que se prolongan en el tiempo y no curan con tratamientos convencionales.

Puede llevar, si no se trata a tiempo, a insuficiencia renal y/o a esterilidad en hombres y mujeres según los órganos infectados y el grado de afectación.

- Tuberculosis Cardiovascular

Aunque el bacilo puede infectar corazón y vasos sanguíneos, la forma más frecuente es la Pericarditis tuberculosa, que puede llegar a producir un grave cuadro de compresión del corazón.

- Tuberculosis Oftálmica

También puede haber infección tuberculosa en el ojo, sobre todo en iris, cuerpos ciliares y coroides.

No comments yet.

Add a comment


+ 2 = once

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons