Entradas

05
May

Tumores Mandibulares y Maxilares

Los tumores de huesos en general son muy poco frecuentes y los localizados en mandíbula y maxilares son mucho más raros.

Por tanto al tratar de estos tumores, estamos hablando de enfermedades muy poco frecuentes.

Hay dos tipos de Tumores de Mandíbula. A saber:

– Tumores odontogénicos, que se desarrollan a partir del tejido que rodea el área de los dientes.

– Tumores no odontogénicos, que son aquellos que provienen de otras localizaciones.

Las causas posibles de los Tumores de Mandíbula son:

Fumar y mascar tabaco.

Tomar alcohol en exceso.

Dieta pobre en frutas y verduras.

Irritaciones crónicas de la zona.

Enjuagues bucales que contienen alcohol.

Personas con el sistema inmunitario deprimido.

Radiaciones en general, incluida la solar.

Los Tumores de Mandíbula más frecuentes, por orden de aparición, son:

El carcinoma de células escamosas que invade el hueso a través de los alvéolos dentales.

El ameloblastoma. Es lentamente invasivo y rara vez llega a dar metástasis.

El odontoma. Es un tumor odontogénico que afecta al folículo dental.

El osteosarcoma y las metástasis de otros tumores.

Signos del Cáncer Mandibular

En general suele aparecer:

Inflamación en la mandíbula con eritroplastia o formación de manchas rojas en la mucosa.

La mandíbula está sensible al tacto y hay dolor continuado más o menos intenso.

En ocasiones aparece dolor de garganta.

Comienza a notarse un bulto en la zona afectada, interna o externa, que va aumentando de tamaño.

Aparece una úlcera en la mucosa que no cura pasado un tiempo.

Dificultad y dolor para masticar o para tragar.

Diagnóstico

Se realiza mediante una exploración bucal y mandibular.

Pruebas de imagen. En una radiografía simple se puede detectar el tumor. El TAC o la Resonancia Magnética nos van a dar sus dimensiones y otras características con mayor exactitud.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento van a ser:

Radioterapia. Como opción única o combinada con cirugía y quimioterapia.

Cirugía. Es la opción a elegir para pacientes con tumores localizados que no se han extendido fuera de la mandíbula.

Quimioterapia. Mediante la administración de uno o varios fármacos anticancerosos.

Cirugía de reconstrucción y reparadora de la zona, una vez se ha combatido el cáncer.

Tratamiento de los síntomas con antiinflamatorios y analgésicos.

 Se han de seguir dietas alimenticias especiales cuando el paciente tiene dificultad para la alimentarse.

El Tema:  Tumores Mandibulares y Maxilares,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada