feb 27

Úlceras por Decúbito o Escaras. Otras Úlceras

Úlceras en Extremidades Inferiores
Tipos de Úlceras (continuación)
3.- Úlceras Neuropáticas.
Este tipo de Úlceras se producen porque hay pérdida de sensibilidad en la piel y el paciente puede sufrir rozaduras, quemaduras o traumatismos sin darse cuenta, lo que va a dar lugar a ulceraciones.
Si la lesión se infecta se va a agravar el cuadro.
Estas  Úlceras se ven preferentemente en personas que padecen diabetes. Los pacientes que sufren esta enfermedad y que esta mal controlada o llevan largos años de evolución, van a tener una neuropatía periférica en la que pierden en primer lugar la sensibilidad vibratoria y posteriormente las sensibilidades al dolor y a la temperatura, en las extremidades, sobre todo en las piernas, con la consiguiente posible aparición de heridas  sin que se de cuenta el paciente y que finalmente se ulceran.
Si a esto añadimos los problemas circulatorios que toda diabetes conlleva, tenemos en estos enfermos Úlceras muy difíciles de tratar.

También aparecen estas Úlceras en personas alcohólicas, con estados carenciales y/o con otras neuropatías.

Mal Perforante Plantar

Existe también el llamado “Mal Perforante Plantar” en las personas con neuropatías sobre todo en neuropatías diabéticas.
Se trata de Úlceras que aparecen en la planta del pié, y que son de difícil curación.
 
Las Úlceras Neuropáticas no son dolorosas por lo que requieren mucha vigilancia, ya que el paciente no tiene al dolor como aviso de si mejoran o empeoran.
     Además de las curas necesarias, en las Úlceras Neuropáticas una vez resuelta la lesión, el paciente debe utilizar plantillas de descarga bien diseñadas y un calzado adecuado para evitar zonas de hiperpresión o de irritación que puedan volver a ulcerarse.
4.- Úlceras Hipertensivas
      Aparecen en personas con hipertensión arterial y es predominante en el sexo femenino.
      Se suelen localizar en el tercio inferior y medio de las extremidades inferiores.
      Son Úlceras muy dolorosas.
      Los pulsos del paciente son normales.
      Son lesiones muy rebeldes al tratamiento y suelen hacerse crónicas con facilidad.
      Para hacer el tratamiento correcto, además de realizar las curas pertinentes, se debe administrar analgésicos al paciente para aliviar el dolor y hacer un buen control y tratamiento de la Tensión Arterial.
5.- Úlceras por Decúbito o Escaras. 
 También se conocen con el nombre de Úlceras por Presión.

Se producen por lo general en pacientes inmovilizados que apoyan de forma permanente y por periodos prolongados las mismas zonas del cuerpo sobre la cama o sobre una silla.

La mayor incidencia es en personas mayores que se mantienen de forma permanente en la cama o que alternan la cama y una silla y pasan apoyando las mismas zonas del cuerpo durante muchas horas. Por la misma razón pueden aparecer en personas más jóvenes que padezcan alguna enfermedad invalidante.

 Aparecen sobre todo en zonas de apoyo, como son los glúteos, los talones, las caderas, y el talón y los bordes externos de los pies.
En las personas mayores y enfermas, se añade a la circunstancia del apoyo el hecho de que en muchas ocasiones su nutrición e hidratación es deficiente, con lo que la piel es más fina y se escara o rompe y ulcera con mayor facilidad.
El riesgo de que se infecten este tipo de Úlceras es alto, sobre todo las que aparecen en los glúteos en aquellos pacientes que además sufren incontinencia tanto fecal como urinaria con lo que la zona sensible si además permanece mucho tiempo con humedad derivada de heces u orina, se va a ulcerar y a infectar con relativa facilidad
 Para tratar estas Úlceras de forma adecuada, se deben hacer las curas pertinentes y con la frecuencia necesaria, y sobre todo para prevenirlas y una vez han aparecido se curan antes,  hay que realizar al paciente cambios posturales cada 2-3 horas, mantener la piel bien hidratada y al paciente bien alimentado e hidratado.
Se deben utilizar colchones con dispositivos neumáticos que alternen las zonas de apoyo y proteger los relieves óseos con vendajes algodonados.
En el mercado hay una gran variedad de dispositivos que facilitan la tarea de evitar las escaras.
6.- Úlceras de otras Etiologías
Hay una serie de enfermedades que cursan frecuentemente con ulceraciones como pueden ser:
Úlcera secundaria de artritis reumatoide.
Úlcera secundaria a síndrome de Wegener.
Pioderma.  Sarcoidosis.
Úlcera asociada a eritema pernio (hipersensibilidad al frío).
Necrobiosis lipoidea.
Úlceras asociadas a hemopatías.
El tema:  Úlceras por Decúbito o Escaras. Otras Úlceras,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia  Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada Nº  49/556,  para publicar en:    www.tumedicoaltelefono.es
.

Referencias:

A History of Vascular Surgery- Steven Friedman.

Cirugía Vascular. Rutherford.

Guiones de Angiología y Cirugía Vascular. Carlos Vaquero.

Cirugía Cardiovascular. G. Téllez de Peralta.

 

No comments yet.

Add a comment


− dos = 6

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons