nov 18

Vaginismo. Dispareunia. Problemas Sexuales de la Mujer

Problemas Sexuales de la Mujer

La mujer puede tener una serie de problemas físicos y/o psíquicos que la impiden llevar adelante  una vida sexual sana, pero que muchas veces se pasan por alto.

Se van a describir alguno de estos problemas, los más frecuentes e importantes.

Vaginismo

El Vaginismo se trata de una contracción involuntaria de los músculos del periné y de la vagina de la mujer en el momento de la p01enetración.

Si se hace un examen ginecológico de la mujer se encuentra que los órganos sexuales son normales.

Así mismo las reacciones a la excitación son completamente normales.

El Vaginismo también impide el uso de tampones y dificulta la exploración ginecológica.

La Causa suele ser Psicológica. Por la existencia de miedo o fobia a la sexualidad, generalmente debido a alguna mala experiencia sexual en el pasado. Por la presencia de un  bloqueo psicológico en el momento de la penetración. O por el dolor vaginal conocido con el nombre de Dispareunia.

El Tratamiento del Vaginismo es fundamentalmente Psicológico y Rehabilitador con el objetivo de enseñar a relajar los músculos de la vaginales y la musculatura del periné.

En ocasiones en algunas pacientes se pueden utilizar con buenos resultados, fármacos relajantes musculares.

Dispareunia

Se habla de Dispareunia cuando la mujer sufre un dolor vaginal intenso en el momento de la penetración.

Las Causas de esta patología pueden ser:

- De origen Orgánico. Por ejemplo, en el período posterior a un parto.

-De origen Infeccioso. Por ejemplo por cistitis, por herpes genital, por micosis, etc.

-Psicológicas.

-Debida a una Vestibulitis. La vestibulitis se trata de una inflamación del vestíbulo vaginal (zona anatómica situada a la entrada de la vagina, a continuación de los labios menores de la vagina).

La Dispareunia es un proceso muy molesto que obstaculiza en gran medida  la vida sexual.

Se debe localizar el dolor exactamente (en qué zona de la vagina) para buscar el origen del mismo.

Aunque exista una causa identificable, el miedo al dolor puede provocar con el tiempo en la mujer, rechazo a mantener relaciones sexuales.

El Tratamiento debe ser de la causa que la produce.

Si hubiera posteriormente problemas en las relaciones, por “miedo al dolor”, se debe consultar con un Psicólogo.

No comments yet.

Add a comment


+ 8 = nueve

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons