abr 5

Alimentación. Vida más Sana con Buenos Hábitos Alimenticios

 

Alimentación Sana

Se dice que somos lo que comemos y esta máxima aplicada a la Salud podría ser “Podemos estar más sanos en función de lo que comemos”.

Por  ello la Alimentación es un aspecto fundamental del mantenimiento de nuestra salud y en la prevención de enfermedades.

Investigaciones llevadas a cabo en los últimos años indican que no solo la salud cardiovascular, sino que muchos casos de cáncer están ligados al tipo de Alimentación de los individuos.

Unos buenos hábitos alimenticios no son difíciles de adquirir y con ellos se va a beneficiar de manera notable nuestro organismo.

Le aconsejamos unos Buenos Hábitos Alimenticios siguiendo una Dieta basada en:

1.- Se debe disminuir el consumo de grasas animales, limitándose a las de la leche (incluso en muchos casos es necesario prescindir de la leche entera y utilizar las leches desnatada o la semidesnatada) y recurrir a los aceites vegetales como los de oliva, girasol, maíz o soja.

2.- Así mismo se ha de disminuir el consumo de azúcar y productos azucarados en general, sobre todo de la bollería industrial.wokVerdurasGarbanzosCalamares2

3.- Es beneficioso limitar el consumo de harinas refinadas  como el pan blanco y las pastas (sopas, macarrones, espaguetis etc) y sustituirlas por un elevado aporte de cereales ricos en fibra  como el que lleva por ejemplo el pan integral.

4.- Hay que aumentar el consumo de leche y derivados (yogurt, queso, etc), patatas, verduras (legumbres y hortalizas) y todo tipo de frutas.

5.- Se ha de disminuir el consumo de carnes de vacuno u cerdo,  y aumentar el de aves y pescados.

6.- No se debe sobrepasar el consumo de sal en 3 gramos al día.

7.- No ingerir en exceso bebidas azucaradas y sobre todo las bebidas alcohólicas.

Si se respetan estas directrices en la Alimentación, se va a reducir de manera  significativa el desarrollo de ciertas enfermedades tales como:

La Obesidad.

Aparición de Caries dental.

Diabetes, prediabetes o intolerancias a la insulina.

Trastornos cardiovasculares tales como la  arteriosclerosis, la cardiopatía isquémica o la hipertensión arterial.

Insuficiencia respiratoria, sobre todo cuando es secundaria a obesidad y a enfermedades cardíacas.

Enfermedades del tubo digestivo como pueden ser la diverticulosis de colon, el cáncer de colon, la litiasis biliar o el estreñimiento.

No comments yet.

Add a comment


nueve − 5 =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons