dic 27

Sexualidad durante el Climaterio y Menopausia

Vida Sexual durante el Climaterio y la Menopausia

La Sexualidad se reconoce en todas las épocas de la vida como una fuerza integradora de la identidad, que contribuye a fortalecer y/o producir vínculos personales.

Además, el placer sexual es fuente de bienestar físico, psíquico, intelectual y espiritual, que cuando está libre de conflictos promueve el desarrollo personal y social.

Por otra parte, el Climaterio y la Menopausia son épocas de cambios físicos y psicológicos en la mujer, que influyen a menudo directamente en su vida sexual.union_2120790

Asociados a los cambios hormonales de la Menopausia pueden existir otros factores que  pueden influir en el deterioro de la Sexualidad de la mujer, tales como:

Cómo ha sido la relación de pareja y la experiencia sexual previa.

Si existen o no problemas físicos y/o mentales ligados a la edad.

Cómo es el estado de salud de la mujer y si tiene o no enfermedades crónicas.

Si tien que utilizar o no medicación por su parte o por la de su pareja.

Si existen en su vida otros factores estresantes psicosociales.

Parece que la disfunción sexual en las mujeres entre 45 y 65 años es de alrededor de un 51%, porcentaje que alcanza un 66% al acercarse a los 70 años de edad.

Pero se debe tener en cuenta que transitar hacia el envejecimiento no implica la muerte de la Sexualidad, fundamentalmente porque la Sexualidad no es solo genitalidad.

La disminución de hormonas en la mujer (estrógenos) afecta a varias áreas del organismo.

Aparecen cambios progresivos en los genitales externos, en la vulva, el clítoris, los labios mayores y los labios menores.

También hay cambios en los genitales internos, en la vagina, el útero, las trompas y los ovarios.

Así mismo se producen cambios en el Sistema Nervioso Central. Cambios en la transmisión nerviosa y en la percepción sensorial.

Van apareciendo de forma progresiva atrofias musculares.

Hay cambios en el riego sanguíneo.

Aparecen trastornos neurovegetativos tales como sofocos, sudoración, alteración del sueño, fatiga, vaginitis, etc.

Hay tendencia a la obesidad y cambios en la imagen corporal.

Cambios de humor.

Pérdida de deseo sexual.

Alargamiento de la fase de excitación sexual.

Disminución de la capacidad orgásmica.

No comments yet.

Add a comment


9 − cuatro =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons