oct 10

Tos-ferina. Herpangina. Resfriado. Enfermedades de la Infancia

 

Enfermedades comunes en la Infancia

1.- Resfriado Común

Se trata de una enfermedad vírica aguda que cursa con congestión nasal, estornudos, irritación de garganta y febrícula o sin fiebre.

En lactantes puede haber irritabilidad, llanto y suelen tener fiebre más elevada, rechazo de alimento y trastornos del sueño.

No está indicado hacer prueba específica alguna, basta con una buena exploración para hacer el diagnóstico.

El tratamiento consiste en aumentar la ingesta de líquidos, pulverización nasal, ibuprofeno o paracetamol para la fiebre y el malestar general, y antitusígenos si precisa el niño.

Se vigilará que no haya complicaciones como otitis, sinusitis, adenoides bacterianas o neumonías.

2.- Fiebre Faringoconjuntival

Está producida por un adenovirus.

Hay Fiebre de comienzo brusco con faringitis, conjuntivitis, cefalea y adenopatías cervicales a menudo. A veces dura el proceso hasta 12-14 días.

El Diagnóstico se realiza por medio de cultivo de exudado conjuntival o faríngeo.

El Tratamiento es el mismo que el de una faringitis. En los niños se evitarán colirios que contengan corticoides.

También hay que estar atentos a posibles complicaciones.

 3.- Herpangina

Producida por virus Coxackie A y B y virus Echo.

Aparece Fiebre muy elevada de comienzo brusco que se acompaña de lesiones papulares o vesiculosas sobre fondo eritematoso en amígdalas, úvula (campanilla), paladar blando y/o mucosa posterior de la boca.

Puede haber fuerte dolor de cabeza, diarrea, vómitos, hipersalivación o dolor abdominal.

El Diagnóstico se realiza por cultivo de exudado de las lesiones.

Hay que combinar el Tratamiento  sintomático, más el tratamiento local de las lesiones con compuestos de lidocaína y hidróxido de aluminio.

En raros casos puede complicarse con la aparición de meningitis o encefalitis.

 4.- Tos-Ferina

Está producida por varias bacterias y adenovirus, principalmente por la Bordetella Pertussis.

Comienza como un simple catarro para luego continuar con ataques fuertes de tos que se acompañan del típico estridor respiratorio.

El estridor puede estar ausente en los niños mayores de 7 años o en los niños menores de 6 meses.

El Diagnóstico se hace mediante un cultivo de exudado faríngeo aunque suelen aparecer muchos falsos negativos.

El Tratamiento será mediante hospitalización de lactantes y casos graves y tratamiento sintomático en los casos leves.

Hay que estar atentos a posibles convulsiones, neumonía o encefalopatía.

Tras la vacunación masiva apenas se ve esta enfermedad en los países desarrollados.

5.- Laringo-traqueitis o Laringo-traqueo-bronquiolitis

Es una enfermedad producida por los virus de parainfluenza tipos 1-3,  el adenovirus o el virus del sarampión.

Se da en niños de tres meses a tres años, sobre todo, y más en niños que en niñas.

Comienza como un catarro y a continuación aparecen fiebre alta, tos “perruna” con estridor respiratorio, ronquera y sibilancias si se complica con una bronquitis.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, por la historia y por la exploración del niño.

En casos graves se necesita hospitalización y, como frecuentemente precisa la aplicación de corticoides, el Tratamiento siempre ha de ser el indicado por su médico o pediatra.

Las Complicaciones posibles es que pueden dar lugar a obstrucción de vía aérea con necesidad de intubación, a edema pulmonar o a una insuficiencia respiratoria.

6.- Crup espasmódico.

Como el proceso anterior, el crup espasmódico también es de origen vírico.

Aparece en las mismas edades señaladas.

Tiene un comienzo brusco con tos “perruna”, disnea y estridor respiratorio.

Suele cursar sin fiebre.  Y también suele haber antecedentes de ataques previos.

La duración de cada episodio es de entre dos y cuatro horas.

El Diagnóstico se hace por el cuadro clínico y la exploración.

El Tratamiento se realiza a base de humidificación y específico, según los casos.

Es una enfermedad que no suele tener complicaciones.

7.- Epiglotitis aguda.

Está producida generalmente por el Hemophilus Influenzae de tipo B y raramente por otras bacterias.

Suele aparecer entre los 3 y 8 años de edad, de forma brusca. Las manifestaciones van a ser: fiebre alta, gran afectación del estado general y dificultad respiratoria.

No se acompaña de tos. Pero si hay dolor de garganta, estridor y sensación de asfixia.

El niño se sienta inclinado hacia delante con profusión del mentón para poder espirar mejor.

El Diagnóstico se hace por la clínica, y el definitivo con hemocultivos.

El paciente precisa de hospitalización en cuidados intensivos para intubación endotraqueal y Tratamiento con antibióticos y corticoides.

La peor Complicación es la obstrucción brusca de la vía aérea que conlleva riesgo de muerte.

En cualquier caso el niño debe ser visto por su Pediatra y seguir solo el tratamiento que éste prescri

8.- Traqueitis Bacteriana.

Se trata de una inflamación de la traquea producida por el Staphylococcus aereus, fundamentalmente.

Los Síntomas son los de crup y epiglotitis (de los que ya se habló en la anterior publicación) combinados y mezclados.

El Diagnóstico se realiza por los síntomas clínicos que presenta el niño y mediante la realización de una laringoscopia directa.

El Tratamiento. Es un proceso muy grave y el niño  tiene que ser hospitalario en cuidados intensivo.

Puede haber riesgo alto de paro respiratorio o de shock séptico.

9.- Bronquiolitis.

Está producida generalmente por virus.

Aparece sobre los dos años de edad.

Cursa con fiebre, coriza y tos cada vez mas profunda.

No hay estridor, pero si aparecen  disnea, taquipnea y respiración prolongada.

El Diagnóstico se realiza por la clínica y por radiología.

El Tratamiento es fundamentalmente a base de hidratación y aerosoles.

Se ha de Individualizar el tratamiento según el grado y gravedad de la sintomatología.

 10.- Parotiditis.

El virus de la parotiditis afecta solo a los seres humanos.

La enfermedad tiene un periodo de incubación de unos 7 días.

Aparece sobre todo en niños en edad escolar

 El síntoma clásico es la inflamación de las glándulas parótidas (que están situadas detrás de las mandíbulas), y que cursa con fiebre, malestar general, dolores musculares y cefalea.

Puede complicarse con una orquitis (inflamación de los testículos) unilateral, al cabo de los 6-8 días del comienzo de la enfermedad, con dolor e inflamación testicular a veces acompañada de hidrocele (líquido en las bolsas testiculares).

También puede aparecer a la 3ª-4ª semana una poliartritis (dolores de las articulaciones) migratoria que desaparece espontáneamente en el transcurso de la enfermedad.

El Tratamiento es sintomático.

Tras las vacunaciones masivas, no es frecuente ver esta enfermedad en países desarrollados, aunque a veces aparecen brotes epidémicos.

 

El Tema: Tos-ferina. Herpangina. Resfriado. Enfermedades de la Infancia, ha sido revisado elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna y Neurología, Colegiada Nº  49/ 556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

No comments yet.

Add a comment


uno + = 9

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons