ago 4

Gonorrea o Gonococia. Transmisión. Prevención y Tratamiento

 

Gonococia o Gonorrea

El Contagio de la Gonococia puede ser por las siguientes vías:

-Contagio sexual: es la vía de contagio más frecuente.

-Al recién nacido, se le transmite a través del canal del parto.

- También puede producirse una Faringitis gonocócica por prácticas de sexo oral.

- O una Proctitis por sexo anal.

La transmisión por retretes, toallas, ropa de cama, etc, son falsedades sin base científica. Suele tratarse de mitos utilizados para salvar las apariencia

Tasas de Contagio de la Gonorrea:

La facilidad con la que se puede transmitir la enfermedad depende de varios factores tales como son:

El número de parejas. A más parejas, más posibilidad de contagio.

No tomar precauciones adecuadas durante la actividad sexual.

Duración del estado asintomático de la persona que está contagiada, pues puede estar manteniendo relaciones sexuales sin saber que  padece la enfermedad.

Porcentaje de parejas infectadas con las que el sujeto se relaciona.

La escasez de métodos para detectar la infección en grandes grupos de población.

Aproximadamente el 50 % de las mujeres se va a contagiar tras una primera exposición o relación con una persona infectada, pero, lógicamente hay más posibilidades cuantas más exposiciones tengan.

En el hombre es más infrecuente el contagio en un primer contacto, por lo general tiene que existir más de un contacto con una persona infectada.

Tanto hombres como mujeres pueden ser portadores “sanos” sin síntomas de la enfermedad, por lo que la Gonorrea es una enfermedad  muy difícil de controlar pues solo se puede comenzar a tratar cuando el sujeto presenta síntomas.

Diagnóstico de la Gonorrea o Gonococia.

El diagnóstico de la enfermedad se va a hacer mediante la historia clínica del paciente, la exploración y verificación del exudado purulento que aparece por el orificio uretral en el caso de los varones.

Además se han de realizar cultivos de muestras de exudados tomadas según cada caso en la uretra, la vagina, el cuello de útero, el ano o la faringe, dependiendo de la zona y de la persona afectada.

En el hombre a veces es útil el cultivo de los 2 cc primeros de orina recién emitida, si no se ha podido extraer pus del meato uretral.

Tratamiento de la Gonorrea

El gran problema del tratamiento de la Gonorrea es que a lo largo del tiempo el Gonococo ha ido creando resistencias a los antibióticos que se han ido utilizando.

Ello obliga a revisar periódicamente el tratamiento de ésta enfermedad.

Se acepta que en la actualidad el tratamiento más eficaz es el uso de una Cefalosporina de amplio espectro por vía oral o intramuscular en dosis única.

Se asocia Azitromicina, por un lado para añadir más seguridad al tratamiento y por otro por si hubiera una infección concomitante de Clamídya Trechomatis, que suele ser bastante frecuente.

Otra posibilidad de tratamiento pero mucho menos utilizada es la asociación de Quinolonas y Eritromicina.

En 2011, científicos de Japón y Suecia lograron aislar una nueva cepa de Gonococos que es extremadamente resistente a las Cefalosporinas, que son los últimos medicamentos efectivos para tratarla.

Recomendaciones Generales sobre la Gonococia

La Uretritis Gonocócica persistente o resistente puede ser debida a que la pareja sexual no reciba tratamiento.

En las parejas, los hombres tienen un riesgo de contagio de Blenorragia de alrededor del 90-97%. Las mujeres tienen un riesgo de contagio de alrededor del 50-60%.

Durante el tratamiento:

    • No se debe tener relaciones sexuales.
    • En el curso de la enfermedad se debe evitar hacer presiones del glande para provocar secreción
    • Evitar tomar bebidas alcohólicas
    • Evitar hacer ejercicio físico intenso
    • Lavar las manos meticulosamente después de cada micción.
    • Cambiar de ropa interior todos los días
    • Aconsejar a la pareja del infectado que haga tratamiento inmediato.

Todo paciente tratado de Gonorrea debe acudir a los 8-10 días de hacer tratamiento a su médico para verificar la curación mediante cultivo de exudado uretral.

La Gonorrea no es una enfermedad que deje inmunidad permanente por lo que se puede volver a coger la infección.

Los preservativos proporcionan profilaxis confiable.

El diafragma vaginal puede prevenir la infección endocervical pero no la uretral.

Los anticonceptivos hormonales orales parece que disminuyen el riesgo de infección en un 50% por su influencia para espesar el moco cervical.

Los DIU deben ser evitados por las mujeres que han padecido o tienen alto riesgo de padecer Gonorrea.

Hay espermicidas que tienen efecto inhibidor de Gonococo, pero parece que no protegen contra la transmisión de la enfermedad.

 

El Tema:  Gonorrea o Gonococia. Transmisión. Prevención y Tratamiento,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  Colegiada  Nº  49/ 556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

 

 

No comments yet.

Add a comment


nueve + = 11

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons