feb 4

Herpes Genital. Síntomas. Complicaciones. Tratamiento

 

Herpes Henital

La causa del Herpes Genital es el Herpes Virus Simple.

Se trata de una enfermedad de transmisión sexual en la que se desarrollan unas ampollas, generalmente dolorosas, en los genitales.

La incidencia es de una por cada mil personas.

Producen la infección:

El Virus del Herpes Simple tipo 2. (Causa la mayor parte de los Herpes Genitales).

El Virus del Herpes Simple tipo 1, que generalmente afecta a boca y labios, se puede transm31-03-4-300x300itir a los genitales durante el sexo oral.

Las infecciones genitales por el virus simple tipo 2 son mas frecuentes en mujeres que en hombres.

Hay personas que están infectadas sin que aparezcan úlceras u otros síntomas.

Estas personas “asintomáticas” también pueden infectar a otros.

Síntomas

a)   Síntomas locales.

Aparecen en genitales de las mujeres unas ampollas dolorosas, pequeñas, generalmente situadas en labios mayores o menores, vagina, cuello del útero, ano, muslos o en las nalgas.

En los hombres las ampollas aparecen en pene, escroto, alrededor del ano, muslos y nalgas.

En ambos casos pueden aparecer en boca, lengua, ojos, encías, manos y otras partes del cuerpo.

Cuando las ampollas se rompen, dejan úlceras superficiales, dolorosas, que finalmente forman una costra que se desprende a los 10-14 días.

Antes de la aparición de las ampollas puede haber picor o dolor en la zona.

b)   Síntomas generales

Pueden aparecer:

Ganglios inflamados en la ingle.

Fiebre.

Malestar general

Dolores musculares en glúteos, muslos o región lumbar.

c)   Otros síntomas que pueden acompañar a este proceso:

Flujo vaginal abundante.

Dolor al orinar, incluso retención de orina en las mujeres o incontinencia urinaria.

Relación sexual dolorosa.

Complicaciones

Los virus del herpes simple se pueden propagar a otras zonas del cuerpo: esófago, cerebro, hígado, médula espinal, ojos, etc. Esto suele ocurrir en personas inmunodeprimidas (infección por VIH, tumores en tratamiento con quimioterapia, etc.).

En mujeres embarazadas, si contraen una primera infección durante el embarazo, hay más posibilidades de infección del bebé (meningitis, encefalitis, infección de piel,…).

En los brotes durante el embarazo, el peligro para el bebé es menor.

Si la mujer está infectada en el momento del parto, deberá plantearse la cesárea para evitar que el recién nacido se contagie.

Recidivas  o Repetición de la Infección de Herpes Genital

El virus se “esconde” en las células nerviosas de las personas infectadas y permanece en el cuerpo “dormido” o latente durante mucho tiempo.

El virus se puede reactivar (“despertarse”) en cualquier momento, pero sobre todo debido a una serie de circunstancias como:

Irritación genital.

Menstruación.

Fatiga.

Estrés físico o emocional.

En personas inmunodeprimidas, en las que, además se pueden infectar otros órganos.

Los ataques repetitivos son más frecuentes en las mujeres y más leves en los hombres.

Prevención

Es difícil puesto que el virus puede contagiarse incluso a través de personas infectadas pero sin lesiones visibles.

Las personas con infección activa deben abstenerse de contacto sexual.

Las personas infectadas pero asintomáticas, deben informar a su pareja para usar ambos medidas protectoras.

Las mujeres embarazadas con infección por herpes virus deben estar bien controladas para evitar la infección del recién nacido durante el parto.

La mejor protección contra el Herpes Genital es el uso de condón de forma sistemática y correcta.

Diagnóstico

Por los síntomas. Aparición de las ampollas descritas.

Cultivo de líquido de una ampolla.

Niveles de anticuerpos en sangre, contra el Virus del Herpes.

Tratamiento

El herpes genital no se puede curar de forma definitiva.

Los tratamientos de que se dispone van dirigidos a aliviar el dolor y las molestias durante los brotes.

Se utilizan antivirales, alguno de los cuales (aciclovir, valaciclovir) parece que reducen las recidivas.

El máximo beneficio del tratamiento se consigue si se comienza éste cuando se inician los primeros síntomas (picazón o escozor) antes de que aparezcan las ampollas.

Las personas con brotes muy frecuentes pueden tomar medicación diaria durante ciertos periodos de tiempo.

Cuidados generales:

Limpieza suave con agua y jabón.

Baños tibios (nunca calientes), secando bien las ampollas.

Usar prendas de algodón en contacto con la zona afectada, nunca fibra ni materiales sintéticos.

Pronóstico

Como ya se ha señalado, una vez que se ha infectado una persona, el virus permanece en su cuerpo toda la vida.

Hay personas que nunca sufren un nuevo episodio, mientras otras tienen brotes frecuentes, desencadenados por los factores que se han enumerado.

Para las personas con sistema inmunitario normal la infección por Herpes Virus es una enfermedad leve localizada e incómoda, que no es potencialmente mortal.

 

No comments yet.

Add a comment


8 − = uno

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons