Entradas

02
Oct

 

Mediastino

Enfermedades del Mediastino

Se llama Mediastino al espacio que existe en el centro del tórax y que está situado entre los dos pulmones.

En este espacio anatómico se distinguen tres partes:

Mediastino anterior.

Es la zona localizada detrás del esternón y delante del corazón. Contiene el timo, ganglios linfáticos anteriores y arterias mamarias.

Mediastino medio.

Corresponde a la zona situada en la mitad del tórax. Contiene el corazón, arco de la arteria aorta y su tronco ascendente, venas y arterias pulmonares, bronquios, tráquea, ganglios contiguos y venas cavas.

Mediastino posterior.

Está limitado por el corazón y tráquea en la parte anterior, y por la columna vertebral en la posterior. Contiene al esófago, la aorta descendente torácica, el conducto torácico, venas ácigos y hemiácigos y los ganglios torácicos posteriores.

Las patologías más frecuentes en el Mediastino son los tumores o masas.

Para valorar una masa localizada en el Mediastino, en primer lugar hay que situarla en uno de los espacios mediastínicos mencionados. Porque las lesiones localizadas en cada uno de ellos suelen tener origen y características diferentes.

En el Mediastino anterior las lesiones más frecuentes son: masas tiroideas (bocios o tumores), timomas, linfomas, y neoplasias teratomatosas.

En el Mediastino medio los alteraciones más frecuente son: masas vasculares, quistes broncogénicos, pleurales o pericárdicos y metástasis en la cadena ganglionar.

Las alteraciones más frecuentes en el Mediastino posterior suelen ser: divertículos esofágicos, tumores neurogénicos, meningoceles y quistes gástricos.

En general el diagnóstico de la lesión correspondiente se realiza mediante TAC o Resonancia Magnética torácica. Aunque dependiendo de las características de esa lesión se puede recurrir a otras técnicas diagnósticas, tales como: gammagrafías y punciones para biopsia y estudio anatomopatológico.

Otras alteraciones del Mediastino pueden ser las siguientes.

Mediastinitis aguda

Se trata de un cuadro clínico grave que se debe a complicaciones de cirugía cardiaca, o a perforación esofágica espontánea, o aparece también como complicación indeseada de una endoscopia.

Mediastinitis crónica

Las causas de esta Mediastinitis pueden ser desde una inflamación crónica de algunos ganglios mediastínicos, hasta una mediastinitis fibrosante producida por tuberculosis, sarcoidosis, silicosis, histoplasmosis, o enfermedades similares.

Este último tipo de mediastinitis suele acarrear compresión de algunas estructuras alojadas en el Mediastino, que ya se han mencionado, con su sintomatología correspondiente.

Neumomediastinitis

Recibe este nombre la presencia de gas en el Mediastino. Las causas pueden ser alguna de las que se mencionan a continuación:

1.- Rotura de alveolos pulmonares.

2.- Perforación o rotura de esófago, tráquea o bronquios principales.

3.- Disección con paso de aire al Mediastino ya sea desde el cuello o desde el abdomen.

Los síntomas pueden ser nulos o de diversa gravedad.

Suele aparecer: dolor torácico por debajo del esternón, aire subcutáneo en la escotadura superior del esternón y crujido a la auscultación. Este crujido acompaña al latido cardiaco.

Por lo general no precisa tratamiento, pero el aire se absorbe con más rapidez si al paciente se le administra oxígeno.

.

El Tema:  Mediastino. Enfermedades del Mediastino,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna. Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada