ene 26

Tifus Exantemático. Rickettsiosis

Tifus Exantemático

Rickettsiosis

Síntomas de Tifus Exantemático

En general la enfermedad comienza con la aparición de un nódulo en el lugar en el que al paciente, previamente le había  picado un  ácaro o insecto correspondiente.

Este nódulo suele ser de consistencia dura y no produce dolor.

Posteriormente, pasados unos pocos días se va a transformar en una ampolla llena de líquido, que a continuación se va a abrir y por último sobre la lesión se forma una costra.

Esta lesión suele tener un tamaño de alrededor de unos 2,5 cm.

Otros síntomas que van a aparecer en el Tifus Exantemático  son:

Escalofríos,  fiebre elevada y sudoración abundante

Fotofobia (intolerancia a la luz) intensa. El paciente apenas puede mantener los ojos abiertos

Dolores musculares generalizados y continuos.

Adenopatías. O sea aumento de tamaño de ganglios en varias localizaciones

Una erupción con vesículas generalizadas (parecidas a la varicela) que suele desaparecer en una semana (ya descritas en el apartado anterior).

Cefalea intensa.

Náuseas y Vómitos.0

Somnolencia casi continua, sobre todo coincidiendo con los picos de fiebre

Estupor. Irritabilidad. En ocasiones incluso se puede presentar un estado delirante

Algunos pacientes llegan a tener crisis convulsivas.

También puede haber alteraciones de la marcha del tipo de ataxia.

Como complicación grave de la enfermedad puede aparecer Meningoencefalitis.

Diagnóstico del Tifus Exantemático

El enfermo tiene antecedentes de una picadura.

Se ha de buscar en el cuerpo del paciente la existencia de la picadura o del nódulo o la ampolla ya descrita.

La erupción va a ser similar a la de la varicela.

Analítica general de sangre.

Detección del germen en biopsias de piel (en Fiebres de las Montañas Rocosas y en la Fiebre Botonosa mediterránea).

Anticuerpos en suero. Las técnicas empleadas para ello son:

Fijación del complemento.          Aglutinación de látex.

Aglutinación de Weil-Felix.          Inmunofluorescencia indirecta.

Técnicas de ELISA y RIA.              Técnicas de Western blot.

Técnica de hemaglutinación.

Tratamiento

El tratamiento de elección son las Tetraciclinas (Doxiciclina).

El cloranfenicol también es eficaz pero se reserva para los casos en que están contraindicadas las tetraciclinas.

La vía puede ser oral o intravenosa dependiendo de la gravedad del paciente.

Se mantiene hasta 3-6 días después de que haya desaparecido la fiebre.

El ciprofloxacino es eficaz en la fiebre botonosa mediterránea.

No comments yet.

Add a comment


− 1 = tres

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons