Entradas

23
Sep

Artritis Reumatoide

Tratamiento de la Artritis Reumatoide

Los objetivos del Tratamiento de la Artritis Reumatoide son entre otro:

Eliminar o reducir el dolor del paciente.

Reducir la inflamación y la impotencia funcional que conlleva la enfermedad.

Reducir o detener el daño articular, para que no progrese o, si progresa, lo haga más lentamente.

Ayudar a los pacientes a sentirse mejor de ánimo y de estado general.

Ayudar a las personas a mantenerse activas, cuestión indispensable para cualquier enfermo crónico y siempre en la medida de las posibilidades de cada paciente

Seguir un buen programa en el Tratamiento, ajustado y personalizado, ayuda a estos pacientes a:

Aprender acerca de su enfermedad, pues el conocimiento de lo que les ocurre y por qué, es fundamental para entender lo que les pasa y hacer mejor el tratamiento.

Reducir el dolor y con ello mejorar su calidad de vida.

Enfrentarse mejor preparados a las dificultades físicas y emocionales que van a presentarse durante la evolución de la enfermedad.110

Tener más control sobre la enfermedad porque la entienden y conocen mejor.

Tener más confianza en sí mismos y saber cuales son sus posibilidades.

Llevar una vida plena y activa, sacando el mejor rendimiento posible a sus facultades físicas, aunque en ocasiones estén disminuidas.

El Tratamiento incluye cuestiones como:

Cambios en el estilo de vida, en cuanto a realizar una dieta sana, evitar sobrepeso, hacer ejercicio dentro de sus posibilidades y evitar todos aquellos factores que empeoren su Artritis

Tomar la Medicación prescrita por su médico en dosis y tiempo adecuados.

En casos en que existe gran deformidad articular los pacientes han de someterse a Cirugía.

Realizar las visitas de control prescritas por su especialista.

Se puede optar a terapias alternativas que sean seguras en cuanto a que no van a empeorar la enfermedad.

El tratamiento rehabilitador complementario está indicado en muchos casos.

Cambios en el estilo de vida, Como ya se señaló:

Consumir una dieta saludable.

Reducir el estrés.

Cuidar las articulaciones.

Mantener un buen equilibrio entre el descanso y el ejercicio.

Medicación:

Medicamentos destinados a disminuir los síntomas. Son de acción rápida:

Analgésicos.  Antiinflamatorios no esteroideos.  Corticoides.

Medicamentos de acción más lenta destinados a modificar el curso de la enfermedad:

Compuestos de oro.  Penicilamida.  Antipalúdicos.  Sulfasalazina.  Azatioprina.  Ciclofosfamida.

Antireumáticos biológicos:

Infliximab (Remicade).  Adalimumab (Humira).  Etamercept (Embrel).

Antagonistas de la Interleukina.

.

El Tema: Artritis Reumatoide. Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada