Entradas

01
Sep

 

Por causas imprevistas se anula el servicio telefónico. Cualquier consulta puede realizarse a través del blog de la página web  tumedicoaltelefono

Todas las consultas serán respondidas por el orden que se reciban.

 

Esofagitis Eosinofílica

El Esófago es el conducto que permite el paso de los alimentos desde la faringe hasta el estómago.

La Esofagitis Eosinofílica es una enfermedad del esófago diferente a la Esofagitis o enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Se trata de una inflamación del esófago debido a la presencia excesiva de eosinófilos (un tipo de glóbulos blancos que participan en ciertas infecciones frente a parásitos y en procesos alérgicos).

Esta Esofagitis es relativamente rara, aunque ha habido un incremento en los últimos años, sobre todo en los niños.

Es una enfermedad infantil y de adultos jóvenes y va aumentando al mismo ritmo en que va aumentando la cantidad de Alergias.

Causas

La causa exacta no se conoce, pero tiene una relación directa con las Alergias.

Entre los pacientes con Esofagitis Eosinófilica, el 60 % padece alguna alergia como rinitis, eczema, asma, etc. y el 40 % tiene historia o antecedentes familiares de atopia o alergias.

Síntomas de la Esofagitis Eosinofílica

Los síntomas de este tipo de Esofagitis son diferentes según las características y las edades de los pacientes.

Los hay que presentan síntomas de forma continua y otros los presentan de forma intermitente.

En los lactantes a menudo se manifiesta con vómitos, irritabilidad, rechazo al alimento y escasa ga

nancia de peso.

En los niños mayores y adolescentes también hay bajo peso y retraso en el desarrollo que ocurre por dificultad para tragar los alimentos o disfagia.

También pueden aparecer otros síntomas como:

Nauseas que en ocasiones se acompañan de vómitos.

Irritabilidad notoria en lactantes y niños

Rechazo de los alimentos por dificultad para tragar o por dolor al deglutirlos.

https://es.wikipedia.org/wiki/Esofagitis_eosinof%C3%ADlicaTambién pueden aparecer los síntomas siguientes:

Dolor de pecho generalmente por la presencia de reflujo de ácido de ácidos gástricos.

Dificultad para dormir debido a las molestias mencionadas.

Los atascos de los alimentos en el trayecto del esófago pueden requerir una endoscopia urgente para liberar la luz en ese tubo.

En los adultos jóvenes se considera que puede tratarse de formas desarrolladas durante la infancia, que no se diagnosticaron bien en su momento, quizás porque los síntomas no estaban claros en aquel momento.

La larga evolución de la enfermedad puede dar lugar a fibrosis y estrechamiento del esófago en personas adultas.

Diagnóstico de la Esofagitis Eosinofílica

Aparece la sospecha de esta enfermedad a partir de los síntomas descritos en niños y adolescentes, sobre todo si presentan alguna alergia.

Además de historia clínica y exploración general del paciente, es necesario realizar una endoscopia con biopsia de la capa interna del esófago.

En algunos casos se pueden necesitar algunas otras exploraciones para poder descartar otros tipos de Esofagitis.

Una vez diagnosticada esta enfermedad, es necesario continuar haciendo endoscopias, a lo largo del tiempo, para comprobar la evolución y la respuesta al tratamiento.

¿Cómo se trata la Esofagitis Eosinofílica?

Es una enfermedad crónica que debería ser tratada y seguida por especialistas de Digestivo y Alergología.

El tratamiento es más fácil en niños muy pequeños si están implicados en la causa uno o dos alimentos, y se puede resolver de manera definitiva en los primeros años de la vida.

En otros casos la enfermedad persiste a lo largo de muchos años y se requiere acudir a distintas formas de tratamiento:

a)  Dieta:

Es muy importante en esta enfermedad hacer una dieta alimenticia adecuada, porque los pacientes van a responder muy bien a la eliminación de la dieta de los alimentos que han sido positivos al realizar las pruebas de alergia.

Los alimentos que más comúnmente suelen ser positivos y que hay que tener en cuenta van a ser. Leche. Huevos, soja, cacahuetes, nueces, trigo, fresas, pescados y mariscos.

Los niños que padezcan desnutrición deben permanecer bajo la supervisión de un nutricionista.

b)  Medicamentos:

No existen medicamentos específicos para el tratamiento de la Esofagitis Eosinofílica.

Se suelen utilizar una serie de fármacos utilizados también para otras formas de alergia. Tales como pueden ser: la Fluticasona, la Beclometasona, Montelukast, Prednisona, etc.

Según cada caso, el tratamiento es distinto, es decir que debe ser siempre personalizado para cada paciente.

c)  Se ha de realizar endoscopia

En los casos graves en los que puedan existir atascos de la luz del esófago o estenosis, para resolver dichos atascos o dilatar el esófago.

d) Control de otras formas de alergia.

Si el niño padece otro tipo de alergia hay que poner tratamiento y resolverlas.

 

El Tema: Esofagitis Eosinofílica. Causas y Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada