Entradas

28
Abr

 

 

Intoxicación por Ácido Cianhídrico

El Ácido Cianhídrico o cianuro es un tóxico potente que evita la absorción de oxígeno en las células.

El Ácido Cianhídrico se utiliza fumigado como raticida, y en procesos de síntesis química.

Las sales de cianuro se utilizan en fotografía, metalurgia, galvanoplastia y limpieza de metales.

Los nitritos se utilizan en la industria de la goma sintética.

Glucósidos cianógenos se encuentran en las semillas de varias frutas.

La forma de contacto del paciente con el Ácido Cianhídrico puede ser:

Accidental:

Intoxicaciones alimenticias con alimentos contaminados.

Intoxicaciones casuales, por desinsectaciones de viviendas, o profesionales en trabajadores de galvanoplastia

Por incendio: ciertos materiales desprenden este compuesto químico en su combustión.

Criminal, o Suicida

La Intoxicación puede ocurrir de dos maneras:

Por inhalación de vapores de Ácido Cianhídrico. que se puede dar en cámaras de gas, operaciones de desinsectación y desratización o en laboratorios químicos o industriales.

Por ingestión de sustancias como sales cianuradas o glucósidos cianogenéticos, que en el organismo generan Ácido Cianhídrico.

Síntomas de la Intoxicación

Comienzan segundos después de la inhalación o unos 30 minutos después de la ingestión.

Existe una correlación directa entre la intensidad de los síntomas y la cantidad de tóxico inhalado o ingerido.

La intoxicación puede ser:

Intoxicación superaguda

Se produce un episodio grave, inmediato, en dos o tres minutos tras la exposición al producto.

La hipoxia de los centros respiratorio, cardiaco y vasopresor genera alteraciones del ritmo cardiaco, parálisis respiratoria, rigidez muscular, convulsiones, coma y, finalmente, la muerte.

Aguda, y a su vez de carácter:

Leve.  Se produce con dosis bajas de Ácido Cianhídrico y consiste en cefaleas, vértigos, debilidad muscular, ángor, dificultad respiratoria, e incluso convulsiones.

Grave. Es muy similar al cuadro anterior, pero el paciente desprende un intenso olor a almendras amargas, junto con cefaleas, vértigos, vómitos, dolor precordial, palpitaciones, disnea, pérdida de conciencia, convulsiones, midriasis y enfriamiento progresivo.

Si el paciente sobrevive, la recuperación es rápida, aunque pueden quedar secuelas, como parálisis o Parkinson.

Si fallece suele ser por parálisis respiratoria, entre 30 y 50 minutos tras la ingestión o inhalación, y el cuerpo presenta una coloración rosada de la piel y las mucosas y hay rigidez precoz e intensa.

Crónica

Consiste en un cuadro de cefaleas, faringitis, sialorrea, alteraciones de la marcha, problemas cutáneos, pérdida de apetito y adelgazamiento, de larga duración.

Tratamiento

Medidas de apoyo vital en Unidad de Cuidados Intensivos.

Descontaminación gástrica.

El antídoto compuesto por nitrito de amilo, nitrito sódico y tiosulfato sódico (antídoto de cianuro de Lilly) se utiliza junto a oxígeno a altas dosis con buenos resultados.

Si los síntomas reaparecen se vuelve a utilizar dicho antídoto a dosis más bajas.

En ocasiones se utilizan corticoides y antihistamínicos intravenosos.

Se administra Bicarbonato intravenoso para corrección de la acidosis.

 

El Tema: Intoxicación por Ácido Cianhídrico. Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada