Entradas

28
Dic

Vida Sexual durante la Menopausia y Perimenopausia

La Sexualidad se reconoce en todas las épocas de la vida como una fuerza integradora de la identidad, que contribuye a fortalecer y/o producir vínculos personales.

Además, el placer sexual es fuente de bienestar físico, psíquico, intelectual y espiritual, que cuando está libre de conflictos promueve el desarrollo personal y social.

Por otra parte, el Climaterio y la Menopausia son épocas de cambios físicos y psicológicos en la mujer, que influyen a menudo directamente en su vida sexual.

Asociados a los cambios hormonales de la Menopausia pueden existir otros factores que  pueden influir en el deterioro de la Sexualidad de la mujer, tales como:

Cómo ha sido la relación de pareja y la experiencia sexual previa.

Si existen o no problemas físicos y/o mentales ligados a la edad.

Cómo es el estado de salud de la mujer y si tiene o no enfermedades crónicas.

Si tien que utilizar o no medicación por su parte o por la de su pareja.

Si existen en su vida otros factores estresantes psicosociales.

Parece que la disfunción sexual en las mujeres entre 45 y 65 años es de alrededor de un 51%, porcentaje que alcanza un 66% al acercarse a los 70 años de edad.

Pero se debe tener en cuenta que transitar hacia el envejecimiento no implica la muerte de la Sexualidad, fundamentalmente porque la Sexualidad no es solo genitalidad.

La disminución de hormonas en la mujer (estrógenos) afecta a varias áreas del organismo.

Aparecen cambios progresivos en los genitales externos, en la vulva, el clítoris, los labios mayores y los labios menores.

También hay cambios en los genitales internos, en la vagina, el útero, las trompas y los ovarios.

Así mismo se producen cambios en el Sistema Nervioso Central. Cambios en la transmisión nerviosa y en la percepción sensorial.

Van apareciendo de forma progresiva atrofias musculares.

Hay cambios en el riego sanguíneo.

Aparecen trastornos neurovegetativos tales como sofocos, sudoración, alteración del sueño, fatiga, vaginitis, etc.

Hay tendencia a la obesidad y cambios en la imagen corporal.

Cambios de humor.

Pérdida de deseo sexual.

Alargamiento de la fase de excitación sexual.

Disminución de la capacidad orgásmica.

Principales Trastornos Sexuales durante la Menopausia

En la época de la Menopausia y la Perimenopausia aparecen una serie de trastornos sexuales en la mujer, relacionados con la bajada de la secreción de las hormonas femeninas. Los trastornos más importantes van a ser:

1) Alteraciones de los niveles de la libido o bajada del deseo sexual

Hay en muchas mujeres en esta etapa de su vida, una falta de interés por el sexo y por cualquier tipo de conducta sexual.

Un 20% de la población general tiene esta disminución del deseo sexual, pero es mucho más frecuente en mujeres que en hombres porque parece que la incidencia en el sexo femenino es de alrededor de un 40%

Puede ser debido a una serie de problemas, tales como:

Porque padece alguna Enfermedad crónica como diabetes, lesión medular, cáncer, alcoholismo, esclerosis múltiple, etc..

Porque puede sufrir depresión mayor, ansiedad o estrés postraumático.

Por la presencia de algún trastornos de la personalidad.

Por la existencia de malas relaciones con la pareja.

Las causas más frecuentes en la mujer son las psicológicas unidas a estrés o fatiga.

Los cambios hormonales se asocian a estas otras causas para que haya disminución del deseo sexual.

2) Anorgasmia o incapacidad para alcanzar el orgasmo

La mujer puede lograr la excitación, pero no consigue llegar al orgasmo.

A partir de los 65 años parece que ésto ocurre en alrededor de un 45-55% de las mujeres.

Las causas principales de anorgasmia suelen ser psicológicas.

3) Dispareunia o coitalgia

Se trata de dolor o molestias localizadas en la vagina que aparecen antes, después o durante la relación sexual.

La dispareunia suele estar asociada a problemas de vaginismo o de sequedad vaginal

Puede ser de causa orgánica o de causa psicológica.

Solo se considera un problema, si se presenta de forma continuada o crónica.

La causa más frecuente en mujeres menopáusicas es la vaginitis senil, con atrofia vaginal, disminución de la secreción vaginal y gran sequedad de la vagina.

4) Vaginismo o espasmo

Es un espasmo involuntario y persistente del tercio externo de la vagina que interfiere en la penetración.

Puede ser debido a atrofia vaginal o también puede ser de origen psicológico.

.

El Tema: Sexualidad en Menopausia y Perimenopausia, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna. Colegiada Nº 49/556, para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada