Entradas

27
Mar

 

Shock

Puede definirse como una situación en la que falta aporte de oxígeno y otros nutrientes al organismo, lo que va a provocar una lesión cerebral reversible, pero que si se prolonga en el tiempo puede ser irrecuperable.

Generalmente un Shock lo determina una caída de la presión arterial de tal intensidad que no hay aporte de sangre a tejidos y órganos corporales.

Formas de Shock

El Shock se clasifica en función de la causa que lo provoca.

1.- Shock cardiogénico

Este tipo de Shock es debido a falta de latido sistólico (salida de sangre) del corazón. Las causas más frecuentes son las siguientes:

Infarto de miocardio.

Miocardiopatía dilatada.

Depresión miocárdica en el Shock séptico o infeccioso.

Insuficiencia mitral.

Comunicación interventricular.

Aneurisma ventricular.

Estenosis aórtica.

Hipertrofia idiopática.

Arritmias.

2.– Shock obstructivo extracardiaco

Las causas más frecuentes se mencionan a continuación.

Taponamiento pericárdico.

Pericarditis constrictiva.

Embolismo pulmonar masivo.

Coartación de aorta.

Hipertensión pulmonar grave.

3.– Shock hipovolémico

Por Pérdida de líquidos.

Debido a Hemorragias graves.

4.- Shock distributivo

Shock anafiláctico (por alergias).

Shock séptico (por infecciones graves).

Shock endocrino o Shock neurogénico.

Manifestaciones del Shock

Algunos síntomas y signos son iguales para cualquier tipo se Shock, y suelen ser los que se mencionan a continuación:

Hipotensión.

Taquicardia.

Oliguria o disminución de la cantidad de orina.

Extremidades frías por falta de riego.

Disminución del nivel de conciencia.

En cambio, existen otras manifestaciones clínicas que son específicas de cada tipo de Shock.

En el Shock séptico el paciente tiene una infección que incluso puede ser de la piel.

Los pacientes con Shock cardiogénico tienen antecedentes, signos y síntomas de enfermedad cardiaca.

En el Shock hipovolémico existen antecedentes de pérdida de sangre (hemorragias) o pérdida de líquidos por diarrea o vómitos persistentes.

Valoración y tratamiento de un paciente en Shock

El Shock es una urgencia médica.

Siempre que sea posible el paciente debe ingresar en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Se ha de procurar iniciar tratamiento básico antes de que se produzcan daños irreversibles en órganos vitales,  y a la vez que se determina la causa del Shock.

En general los objetivos del tratamiento del Shock son:

Mantener la tensión arterial adecuada.

El flujo sanguíneo ha de ser el adecuado en los órganos que se dañan con más frecuencia (cerebro, riñones, hígado y pulmones).

La cifra de lactato en sangre se debe mantener por debajo de 22 mmol/l.

Para determinar las causas del Shock las pruebas a realizar van a ser:

Exploración del paciente.

Analítica general de sangre y orina.

Determinación del oxígeno en sangre.

Radiografías pertinentes.

Electrocardiograma.

Cualquier prueba diagnóstica que se considere indicada para el paciente.

Valoración de la respuesta del paciente al tratamiento inicial indicado.

Una vez determinada la causa del Shock el tratamiento ha de ser el específico de aquella.

.

El Tema: Shock. Causas de Shock,  ha sido revisado, elaborado y resumido, por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en medicina Interna y Neurología,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada