Entradas

05
Feb

 

Déficit de Atención e Hiperactividad en el Niño

Tratamiento de TDAH

Aunque la familia y los profesores lo que esperan con frecuencia para el tratamiento son fármacos, hay que destacar la importancia que tiene el hecho de intentar Fomentar  las Habilidades en estos niños.

Los fármacos pueden utilizarse durante un periodo corto de tiempo, pero la fundamental es convencer al niño de que ha de ser concienzudo a la hora de realizar sus tareas. Además hay que , aumentar sus habilidades organizativas y tratar de mejorar su capacidad para concentrarse.

Por ejemplo, se le puede enseñar a hacer listas de tareas.

En muchos niños y en también en sus familiares están indicadas:

La modificación de las conductas inadecuadas.

La psicoterapia.

La terapia familiar.

Integrarse en grupos de apoyo.

En cuanto a los fármacos, se usan a menudo en la primera visita a la consulta.

Los fármacos psicoestimulantes son beneficiosos en el 70-80 % de los pacientes.

Son muy seguros, tienen pocos efectos secundarios y no se ha demostrado que produzcan efectos adversos persistentes.

La respuesta a la pregunta de por qué estimular a un niño Hiperactivo, es que parece que estos fármacos estimulan la región del cerebro que participa en la atención.

El estimulante más utilizado es el metilfenidato. Tiene una vida muy corta y habrá que administrarlo varias veces al día.

Hay preparados de liberación prolongada que exigen menos tomas.

La dextroanfetamina es tan eficaz como el metilfenidato para disminuir la hiperactividad, la impulsividad y la inatención de los niños.

Algunos niños que no responden al metilfenidato, responden a la dextroanfetamina y viceversa.

Los efectos secundarios mas frecuentes de los estimulantes son el insomnio y la anorexia.

Se están usando con éxito, en pacientes que no responden a los fármacos estimulantes, fármacos antidepresivos.

Los niños con TDAH pueden ser muy hábiles en otras áreas tales como en el deporte, trabajos escolares, montañismo, trabajos manuales, etc.

Si se da con la tarea que le gusta y para la que tiene facilidad, el niño experimenta mayor autoestima y a veces experimentan tal mejoría que es posible reducir el tratamiento farmacológico o suprimirlo.

Sin embargo algunos niños y adolescentes requieren uso prolongado de tratamiento farmacológico, incluso durante los estudios superiores.

Consejos para el inicio del curso

Los cambios de la rutina suponen un pequeño problema de adaptación para cualquier niño, pero para el niño con Déficit de Atención e Hiperactividad van a ser un problema mayor.

Al igual que había que establecer una nueva rutina al inicio de las vacaciones, terminadas éstas y una vez que un nuevo curso se pone en marcha, el ámbito del niño con TDAH debe observar ciertas pautas en la vuelta al colegio para facilitarle al menor la adaptación posible.

Para ello se sugiere:

1.- Revisar el plan de estudios del niño y mantener un contacto directo con los profesores y formadores.

2.- Planificar una nueva rutina, estableciendo con antelación a qué hora se tiene que levantar y acostar el niño, qué ropa debe llevar, qué debe desayunar, el trayecto para ir al colegio, horarios del resto de comidas y horarios de otras actividades.

3.- Preparar con él la mochila, el uniforme o la ropa que va a llevar y el almuerzo,  la noche o tarde anterior.

4.- Contar con material escolar de repuesto y preparar igualmente la noche antes el material que necesita en el colegio.

5.-La comunicación regular con cuidadores, tutores y profesores del colegio es esencial.

6.- Organizar actividades extraescolares que ayuden al niño. Como el baile para impulsar su actividad física. O el ajedrez para mejorar su atención, y para ayudarle y animarle a hacer amigos. Contar con él a la hora de elegir las actividades que pueden ser de su preferencia y para las que está mejor dotado.

7.- El niño puede necesitar tres veces más tiempo para terminar sus deberes en casa. Por lo que es recomendable trazar un plan de estudio previo, con el colegio.

8.- Elaborar un calendario junto con él. Ya que ser capaz de ver los plazos en los que tiene que efectuar sus tareas, da a estos niños la sensación de tener mayor control sobre sus vidas.

9.- Establecer metas centrándose en sus fortalezas, sus habilidades o sus interese. Y de las áreas en las que precisa  mejorar.

10.- Revisar la medicación y realizar controles médicos periódicos. Con la frecuencia que haya establecido su pediatra o especialista correspondiente.

.

El Tema:  Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Tratamiento,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna y Neurología,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada