mar 13

Cáncer de Cuello de Útero

Cáncer de Cuello de Útero

El Cáncer de Cuello de Útero, o Cáncer de Cérvix, es un cáncer que se desarrolla en los tejidos del cuello uterino.

El cuello del útero es la parte del aparato genital femenino que comunica el útero con la vagina y se proyecta dentro de ésta.

Por lo general es un cáncer que crece de forma lenta, que puede no tener síntomas y que en ocasiones se diagnostica mediante una citología.

Por ello es tan importante que las mujeres se realicen citologías de forma periódica.

Es el segundo tipo de cáncer más frecuente en las mujeres, tras el de mama.

Es más frecuente en países en vías de desarrollo, quizás porque se realizan menos citologías preventivas.

La edad media de aparición es sobre los 45 años.

Este cáncer es un problema de salud pública.

Hay unos 500.000 casos nuevos anuales con diferencias de 3 a 1 de países en vías de desarrollo a países desarrollados.

Causas

Parece que en su inmensa mayoría el Cáncer de Cuello de Útero está relacionado con las formas de alto riesgo oncogénico del virus del papiloma humano (VPH).

Clasificación del Cáncer de Cuello de Útero

En los estudios anatomopatológicos se distinguen varios tipos de este cáncer:

Carcinoma de células escamosas. Es el más frecuente. El 80% del total.

Adenocarcinoma cervical. Se forma a partir de la lesión precursora llamada carcinoma “in situ” y supone un 15% de total de los cánceres de útero.CDR650412-750

Carcinomas adenoescamosos y neuroendocrinos, que son el 5% restante.

Todos estos tumores están relacionados con los tipos de VPH de alto riesgo, sobre todo los tipos 16 y 18.

Lesiones Primarias

Existen las conocidas como lesiones primarias o precursoras del Cáncer de Cuello de Útero. Solo se detecta mediante citología y biopsia y son de tres grados:

CIN I.- Solo se aprecia alteración en la zona inferior del epitelio del cuello del útero. La mayoría desaparecen espontáneamente en unos dos años, pero el 10% progresa al siguiente grado.

CIN II.- La displasia alcanza a dos tercios del epitelio. Un 50% regresan espontáneamente a la normalidad.

CIN III.- El epitelio está totalmente displásico y entonces la lesión recibe el nombre de carcinoma “in situ”. El 10% de estas lesiones se convierten alrededor de dos años después, en un cáncer invasor.

Factores de riesgo del Cáncer de Cuello de Útero.

Son factores de riesgo:

Edad temprana en las primeras relaciones sexuales.

Tener múltiples compañeros sexuales.

Tener una pareja que a su vez tenga muchos compañeros sexuales en el presente o haya tenido en el pasado.

Infección persistente con un VPH de alto riesgo.

Haber padecido o padecer enfermedades de transmisión sexual (como marcador de promiscuidad sexual).

Estar inmunodeprimido.

Tener elevado número de partos.

Uso de anticonceptivos hormonales orales.

Tabaquismo.

La infección genital del VPH es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en el mundo.

Hay que tener en cuenta que menos del 5% de las mujeres infectadas por uno de los tipos agresivos de VPH van a desarrollar un carcinoma.

La tasa de progresión de las lesiones precancerosas no es uniforme y el riesgo de desarrollar un cáncer no solo depende del tipo de VPH sino también del estado inmunológico de la persona y de las condiciones ambientales.

Desde que surgen las lesiones más leves (CIN I) hasta que aparece un cáncer invasor pueden pasar 10-12 años. Durante ese periodo de expansión se puede eliminar fácilmente la lesión precursora sin dar lugar a que se desarrolle un cáncer. De ahí la importancia de las revisiones citológicas periódicas en las mujeres.

No comments yet.

Add a comment


1 + uno =

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons