mar 14

Cáncer de Cuello de Útero. Síntomas

Cáncer de Cuello de Útero

Síntomas de Cáncer de Cuello de Útero

Más de la mitad de los Cánceres de Cérvix se detectan en mujeres que no llevan a cabo citologías periódicas.

Un Cáncer de Cuello de Útero en sus fases iniciales no suele producir síntomas. Pero cualquier sangrado anormal o flujo alterado en una mujer, necesita estudio por parte del médico. Estas alteraciones pueden corresponder a muchos otros problemas ginecológicos, pero también a un Cáncer de Cérvix.

La historia natural del tumor es que desde la aparición de las lesiones más leves hasta que se forma un cáncer invasor van a transcurrir de 12-13 años.

Durante este periodo se puede eliminar la lesión precursora con técnicas mínimamente invasivas y se ahorra mucho sufrimiento a la mujer, una posible muerte precoz y gasto al sistema sanitario.

Los principales síntomas del Cáncer de Cuello de Útero son:

Hemorragia anormal. El sangrado es claro, se dice que es similar al “agua de lavar carne”.

Aumento llamativo del flujo vaginal.

Dolor en el pubis, que suele ir en aumento.

Dolor al mantener relaciones sexuales.

En fases avanzadas aparece, además:silueta-de-mujer-practicando-yoga_23-2147494864

Invasión de la vejiga con hematuria y disuria.

Invasión del recto con sangre en heces y otras alteraciones de las deposiciones.

Estadios del Cáncer de Cuello de Utero

Se divide en estadios la evolución clínica del Carcinoma de Cérvix. Son los siguientes:

Estadio O.  Que corresponde al carcinoma in situ o grado CIN III, del que ya se habló en la anterior publicación.

Estadio I.  El tumor está limitado al cuello del útero. Se consideran dos fases:

IA.  Si el tumor mide menos de 7 mm2 de superficie y de 5 mm en profundidad.

IB.   Si tiene medidas superiores a estas.

Estadio II.  Se extiende más allá del cuello del útero, pero no llega a la pared de la pelvis ni a la zona inferior de la vagina.

IIA.  Si no afecta a estructuras vecinas.

IIA1.  Si es menor de 4 mm.

IIA2.  Si es mayor de 4 mm.

IIB.  Si afecta a estructuras vecinas.

Estadio III.  El cáncer se extiende a la pared pelviana y hasta la zona inferior de la vagina.

IIIA.  Si afecta al tercio inferior de la vagina.

IIIB.  Si afecta al riñón.

Estadio IV.  Cuando el tumor ya ha dado metástasis.

IVA. Cuando infiltra y metastatiza en vejiga urinaria y recto.

IVB.  Si son metástasis a distancia, por ejemplo en los pulmones.

Diagnóstico

Además de la historia clínica y la exploración general y ginecológica de la mujer, se realiza una citología vaginal (o prueba de Papanicolau).

Si la citología es anormal, se ha de hacer biopsia de la zona afectada para estudio anatomopatológico.

Para poder establecer de forma más clara el diagnóstico, se realiza una colposcopia, que es una inspección visual del cuello del útero con ayuda de un espéculo y aparatos de aumento especiales para ver mejor la lesión.

Si se diagnostica Cáncer de Cérvix, se realizan estudios especiales para determinar la extensión de aquel, tales como: analíticas de sangre y orina con marcadores tumorales, radiografías y otras técnicas de imagen (TAC y Resonancia Magnética).

No comments yet.

Add a comment


3 + = cuatro

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons