Entradas

16
Jul

 

 

Vías Biliares

Alteraciones de las Vías Biliares

Además de la coledocolitiasis en las vías biliares, sobre la que ya se dedicado una publicación en este blog, hay otra serie de enfermedades que pueden afectar a estas vías.

Anomalías Congénitas

– Atresia e hipoplasia biliar. La estrechez o disminución de tamaño de las vías biliares es el trastorno congénito más frecuente.

Se manifiesta con ictericia desde el primer día de vida. El tratamiento es quirúrgico, aunque suele presentar complicaciones posteriores.

– Quistes del colédoco.

Se presentan como dilataciones quísticas o como divertículos. Puede haber reflujo crónico de jugos pancreáticos. Los síntomas suelen comenzar a partir de los 10 años de vida en la mitad de los pacientes.

El diagnóstico se realiza mediante pruebas de imagen y el tratamiento es quirúrgico.

El paciente que sufre este tipo de quiste tiene riesgo elevado de padecer más tarde un coledococarcinoma.

– Ectasia biliar congénita.

Es una dilatación genética de los conductos que produce ataques frecuentes de colangitis y formación de abscesos en los conductos afectados, o episodios de sepsis.

Anomalías Adquiridas

– Colangitis.

Se trata de una inflamación de las vías biliares que puede ser aguda o crónica, que cursa con cólico biliar, fiebre y malestar general y la causa casi siempre es debida a alguna obstrucción.

– Traumatismos y estenosis cicatriciales.

Generalmente son debidas a traumatismos quirúrgicos o por estenosis de una cicatriz de colicistectomía, y se corrigen con cirugía.

– Hemobilia o sangre en el líquido biliar.

Se produce por traumatismos en el hígado o sus conductos, por rotura de un absceso hepático o de un aneurisma de la arteria hepática y el tratamiento también es quirúrgico.

– Compresión extrínseca de los conductos biliares

Se trata de una compresión externa de estos conductos. La causa más frecuente es el cáncer de cabeza de páncreas, también puede ser debida a pancreatitis aguda o crónica o a metástasis locales.

– Parasitosis hepatobiliar

Se trata de la invasión por parásitos de las vías biliares.

La mayor incidencia se da en los países de oriente y en la mayoría de los casos los responsables son trematodos.

– Colangitis esclerosante

La forma primaria es un proceso inflamatorio y esclerosante que afecta a las vías biliares, sobre todo a las extrahepáticas.

Esta alteración puede aparecer de forma aislada o en el curso de una enfermedad inflamatoria crónica, como colitis ulcerosa, fibrosis retroperitoneal, sida, etc.

La colangitis esclerosante secundaria puede aparecer como complicación tardía de coledocolitiasis, carcinoma de vías biliares, traumatismos, complicaciones quirúrgicas o procesos inflamatorios de la vesícula. Los pacientes presentan síntomas de obstrucción biliar crónica: ictericia, picor y dolor en hipocondrio derecho.

El tratamiento va a depender de la causa y en general tiene mal pronóstico.

– Colangiocarcinoma. Los pacientes con este tipo de cáncer de vías biliares presentan los primeros síntomas de obstrucción; ictericia, pérdida de peso, heces blancas. No suele haber dolor. El tumor está posiblemente  muy avanzado cuando se manifiestan los síntomas mencionados.

 

El Tema: Vías Biliares. Alteraciones de las Vías Biliares, ha sido revisado, elaborado y resumido pr la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna, para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada