Entradas

14
Dic

 

Por razones imprevistas se anula el servicio telefónico. Cualquier consulta puede realizarse a través del blog de la página web  https://www.tumedicoaltelefono.es/

Todas las consultas serán respondidas por el orden que se reciban.

 

Amigdalitis Lingual

El anillo de Waldeyer está formado por las amígdalas palatinas, las amígdalas faríngeas (adenoides) y las Amígdalas Linguales. Estas últimas son poco conocidas por la mayoría de las personas, posiblemente porque no se pueden ver a simple vista como las palatinas, puesto que se encuentran en la base de la lengua, y no causan tantos procesos infecciosos como las dos primeras.

Quienes son sometidos a una amigdalectomía normal, sigue estando protegido contra las infecciones; puesto que el anillo de Waldeyer representa el 1% de todo el tejido linfático del organismo y si se lo extirpan le queda un 99%. Por tanto, es un mito la pérdida de las «defensas» por la extracción de amígdalas o adenoides.

Cuando se realiza una extirpación de las amígdalas palatinas, las conocidas por todo el mundo, el organismo como respuesta puede producir una hipertrofia de las Amígdalas Linguales. Normalmente estas amígdalas no suelen producir problemas, aunque en algunos casos pueden inflamarse e infectarse.

Las Amígdalas Linguales son hipertróficas cuando hay un aumento de su volumen que produce síntomas.

https://anestesiar.org/2017/via-aerea-dificil-no-prevista-paciente-amigdala-lingual-hipertrofica/

Las causas de Amigdalitis Lingual son las mismas que las de una Amigdalitis normal

Síntomas

Dolor intenso en la base de la faringe. Puede ser más dolorosa que la Amigdalitis palatina.

Es mucho mayor la dificultad para deglutir u odinofagia por su localización en la base de la lengua.

El paciente suele acusar disnea cuando además de la inflamación, existe una hipertrofia o aumento de volumen del tejido.

Frecuentemente se acompaña de síntomas respiratorios, como laringitis, exacerbación de las crisis de asma y disfonía.

También pueden aparecer episodios de disfagia o dificultad para tragar, tos, disfonía o afonía. Y síndrome de apneas-hipopneas obstructivas del sueño.

Diagnóstico de Amigdalitis Lingual

El diagnóstico es principalmente clínico, interpretando los síntomas del paciente y los hallazgos al examen físico.

En algunos casos no es posible observar la base de la lengua en pacientes con un importante reflejo nauseoso o en aquellos que no abren bien la boca. En estos casos se realiza una videolaringoscopia o nasofibrolaringoscopia. Para evaluar todas las estructuras faringo-laríngeas.

De ser necesario se solicitan estudios de imágenes como tomografías o resonancias, en incluso un estudio del sueño.

Tratamiento

En los episodios de Amigdalitis Lingual se utilizan los mismos antibióticos que en la amigdalitis palatina. En virtud de que las infecciones son producidas por los mismos gérmenes.

Asimismo, se asocian antiinflamatorios esteroideos y analgésicos.

El tratamiento quirúrgico de la Amigdalitis Lingual y/o de la hipertrofia de amígdalas linguales se reserva para aquellos casos de infecciones recurrentes, abscesos, y donde sea clara la obstrucción de la vía aérea con síntomas de Síndrome de apneas-hipoapneas del sueño y crisis recurrentes de asma.

 

El Tema: Amigdalitis Lingual. Síntomas y Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada