Entradas

22
Oct

Artritis Reactiva

Síndrome de Reiter

Se conoce con el nombre de Artritis Reactiva a un cuadro de artritis aguda no purulenta que aparece como complicación de alguna infección en otra parte del cuerpo.

En esta categoría está incluido el conjunto de alteraciones clínicas denominado Síndrome de Reiter.

Hay varias especies bacterianas relacionadas con este síndrome clínico.

La enfermedad es más frecuente entre los 20 y 40 años de edad, pero también se ha detectado en niños y en ancianos.

Se da por igual en ambos sexos salvo la de origen venéreo que es predominantemente masculina.

En pacientes con Sida se ha descrito una forma especialmente grave de artritis periférica.

Síntomas

Los síntomas oscilan desde una monoartritis, o afectación aislada de una articulación, a casos de afectación multisistémica, o de muchas articulaciones.

En la mayoría de los casos se pone de manifiesto que hubo una infección entre una y cuatro semanas antes del inicio de la artritis. No obstante, existe un porcentaje valorable en el que no se detecta infección anterior, sobre todo en caso de recidivas.

Además aparecen síntomas generales como cansancio, malestar, pérdida de peso y fiebre.

Los síntomas articulares empiezan de manera aguda, y va disminuyendo el número de articulaciones afectadas en el plazo de cuatro días a dos semanas.

Las articulaciones que se alteran con más frecuencia son, rodilla, tobillo y mitad distal del pié, y con menos frecuencia, muñeca y dedos de la mano.

La Artritis Reactiva es muy dolorosa y a menudo se acompaña de derrames articulares.

Son frecuentes las tendinitis, fascitis y dolores de columna, estos últimos posiblemente por artritis de las articulaciones intervertebrales.

Otras alteraciones que pueden aparecer son uretritis y prostatitis en hombres, cervicitis y salpingitis en mujeres, conjuntivitis, uveítis, lesiones en la piel, úlceras bucales.

En los casos graves puede haber alteraciones del sistema nervioso central y cardiacas.

En la mayoría de los pacientes van a persistir a largo plazo síntomas articulares y parece que la duración depende de la bacteria causante del cuadro.

Las recidivas se dan hasta en un 25% de los pacientes.

Diagnóstico

No existe prueba radiológica ni de laboratorio que sea definitiva para hacer el diagnóstico del Síndrome de Reiter.

Este se va a realizar por la historia clínica, los síntomas y la exploración del paciente.

La aspiración de líquido sinovial y su análisis puede ser útil para excluir artritis infecciosa o gotosa.

Tratamiento

La mayoría de los pacientes con artritis reactiva responden a tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos.

En algunos casos tienen efecto positivo el uso de ciclos de antibióticos.

Otros fármacos a utilizar con aceptables resultados, según los casos, son corticoides y metotrexato.

 

El Tema: Artritis Reactiva. Síndrome de Reiter, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna, para publicar en:  www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada