Entradas

01
Feb

Por causas imprevistas se anula el servicio telefónico. Cualquier consulta puede realizarse a través del blog de la página web  tumedicoaltelefono.es

Todas las consultas serán respondidas por el orden que se reciban.

 

Hipertensión Arterial

Se habla de Hipertensión cuando la presión de la sangre en nuestros vasos sanguíneos es demasiado alta (de 140/90 mmHg o más). Cuando  la presión arterial es elevada, la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias es muy alta constantemente y el corazón debe trabajar más para bombear sangre.

Es un problema frecuente que puede ser grave si no se trata. A veces no causa síntomas y la única forma de detectarla es tomarse la tensión arterial.

Datos recientes del Estudio Framingham del Corazón sugieren que aquellos individuos normotensos mayores de 65 años de edad tienen un riesgo de por vida aproximado de 90% de tener Hipertensión arterial​. Desde los años 1980, el número de pacientes no diagnosticados ha aumentado de 25% hasta casi un 33% en los años 1990, la prevalencia de insuficiencia renal aumentó de menos de 100 por millón de habitantes hasta más de 250 por millón y la prevalencia de insuficiencia cardíaca congestiva se duplicó.​

   Es más frecuente en las zonas urbanas que en las rurales, y más frecuente en los negros que en los blancos.

   La incidencia se ha calculado entre 0,4 y 2,5 % anual.

   La mortalidad por certificado de defunción es de 8,1 por 100 000. Utilizando otros criterios llega a ser de 76 por 100 000. Se calcula entonces entre 8 000 a 9 000 muertes anuales atribuibles a la Hipertensión arterial.

   Del 66 al 75 % de los casos de trombosis cerebral tiene Hipertensión arterial. El 90 % de las hemorragias intracraneales no traumáticas se producen por Hipertensión arterial.

Causas de Hipertensión

La Hipertensión Arterial actualmente se clasifica en esencial y secundaria.

Esencial:

    Es aquella que no tiene causa conocida.

Secundaria:

Puede ser debida a diferentes procesos como los que a continuación se enumeran.

    Enfermedad renal aguda o crónica, especialmente con afectación glomerular o vascular. En cualquier alteración renal siempre hay un aumento de la tensión arterial.

    Uropatía obstructiva. Si existe algún proceso obstructivo en las vías urinarias, de forma retrógrada y debido al estancamiento de la orina, va a producir alteración renal, con la consiguiente Hipertensión Arterial.

    Arteriosclerosis renal. Por la misma razón, una arteriosclerosis renal va a tener efectos negativos sobre el funcionamiento de los riñones y la consecuente alteración de la tensión.

    Existen una serie de Fármacos que se utilizan con relativa frecuencia, que producen una Hipertensión tales como los anticonceptivos orales, los antiinflamatorios no esteroideos, los corticoides, etc.

    Feocromocitoma. Es un tumor localizado en la glándula suprarrenal, en concreto en la médula de esta glándula. produce un aumento de la secreción de catecolaminas y estas influyen directamente en la elevación de la tensión arterial.

    Síndrome de apnea obstructiva del sueño. Está demostrado que los sujetos tanto del sexo femenino como del masculino, que padecen el síndrome de apnea del sueño, tienen tendencia a sufrir Hipertensión.

    Hiperparatiroidismo primario.  El hiperparatiroidismo o aumento de la secreción de la parathormona por parte de las glándulas paratiroides, ocasiona un aumento de la tensión arterial.

    Hipopotasemia o bajada de potasio en la sangre.

    Acidosis metabólica o mayor acidez de la sangra que puede ser debida a diferentes enfermedades.

    Síndrome de Cushing. También es una enfermedad de las glándulas suprarrenales que afecta a la secreción de cortisol, que va a estar aumentado en la sangre. El aumento de cortisol en sangre está directamente relacionado con Hipertensión Arterial.

    Hipotiroidismo.

    Otras.

Factores de Riesgo de Hipertensión

Hay una serie de factores de riesgo de Hipertensión Arterial, unos son modificables y otros no modificables, como ya se apuntó en otra publicación. Los más importantes se mencionan a continuación:

    Edad. A más edad mayor incidencia de Hipertensión. Aparece sobre todo en varones mayores de 55 años y en mujeres mayores de 65 años de edad.

    Se ha comprobado que es más frecuente en personas que cuentan con antecedentes familiares de primer grado, de Hipertensión o de enfermedad cardiovascular.

    Mayor predisposición de padecer Hipertensión en personas que padecen dislipemia, es decir alteración de los triglicéridos y del colesterol.

    Así mismo en más frecuente en personas que tienen obesidad abdominal. Este tipo de obesidad se valora con la medición del perímetro abdominal.

Diagnóstico de Hipertensión Arterial

Se realiza mediante la historia clínica del paciente y ante todo mediante la exploración. Midiendo la tensión del paciente.

Para hacer el diagnóstico de Hipertensión a un paciente se realizan varias tomas de tensión arterial. Se considera Hipertensión si de forma repetida las cifras están elevadas.

A partir de que se ha decidido que el paciente padece Hipertensión se recomienda hacer una exploración general y exploraciones especiales para determinar si existen enfermedades que den lugar a la Hipertensión y averiguar si la Hipertensión ya ha dañado algún órgano.

El resto del estudio del paciente hipertenso va a consistir en realizar:

    Analítica completa, incluyendo hemograma y estudio bioquímico.

Además, dependiendo de los factores de riesgo que presente el sujeto, se pueden pedir:

    Una Ecocardiografía simple.  Ecografía carotídea.

    Índice 8 A de brazo-tobillo.

    Fondo de ojo para comprobar si existe una retinopatía hipertensiva.

    Búsqueda de lesiones cerebrales si es preciso mediante tomografía axial computarizada (TAC) o Resonancia magnética cerebrales.

 

El Tema: Hipertensión Arterial. Causas. Factores de Riesgo. Diagnóstico, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es