Entradas

16
Jun

 

Enfermedad de Graves

Se trata de una tiroiditis de origen autoinmune, de la que aún no se conoce bien la causa. Hay una hiperfunción de la glándula tiroides, y es la primera causa de tirotoxicosis.

Tambien es conocida con el nombre de Enfermedad de Graves- Basedow, y se caracteriza por las siguientes tres manifestaciones clínicas predominantes:

Bocio difuso hiperfuncionante que produce hipertiroidismo.

Oftalmopatía caracterizada por exoftalmos u ojos salientes.

Alteraciones en la piel características de esta enfermedad.

Estas manifestaciones pueden aparecer de manera simultánea o evolucionar de forma independiente.

Es una enfermedad relativamente frecuente, que aparece a cualquier edad, aunque por lo general lo hace entre los 30 y los 40 años, y hay mayor incidencia en la mujer en proporción 7 a 1.

En su origen desempeñan un papel esencial los factores genéticos por lo que en los individuos que la padecen se observa una clara predisposición familiar.

También se ha comprobado que en familiares de pacientes con Enfermedad de Graves existe mayor tendencia a sufrir tiroiditis de Hasimoto y mixedema primario. Por ello se consideran de naturaleza autoinmune las tres enfermedades.

Síntomas

Como ya se mencionó, la glándula tiroides está aumentada de tamaño, los globos oculares están prominentes, hay edema de párpados y de la musculatura ocular, y la piel del cuerpo está engrosada.

Otras manifestaciones clínicas de la enfermedad son:

Insomnio constante, temblor de extremidades, nerviosismo continuo, labilidad emocional, debilidad  muscular, pérdida de peso, intolerancia al calor.

En pacientes ancianos, sobre todo, aparecen disnea, palpitaciones, arritmia, soplos e insuficiencia cardiaca.

La piel está gruesa, caliente y húmeda, y el cabello fino y débil. Las alteraciones de la piel recibe el nombre de mixedema y se configura en forma de placas y nódulos confluyentes.

Tienen los pacientes mirada de asombro, movimientos palpebrales lentos y el exoftalmos puede ser progresivo y grave.

Hay un aumento de grasa en los extremos de los dedos que recibe el nombre de acropaquia o dedos en forma de palillo de tambor.

Diagnóstico de la Enfermedad de Graves

A la exploración física son muy evidentes y típicas las alteraciones descritas.

Las pruebas de laboratorio que  presentan niveles elevados de hormona tiroidea y las pruebas de imagen de tiroides donde aparece el agradamiento de la glándula, proporcionan el diagnóstico definitivo de la enfermedad.

Aún así, se ha de distinguir la Enfermedad de Graves de otros trastornos tales como:

Miastenia gravis, feocromocitoma, síndromes paraneoplásicos, ansiedad generalizada, alcoholismo crónico,

Tumores hipofisarios, hipertensión maligna, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, etc.

Tratamiento

En los pacientes con Enfermedad de Graves:

El hipertiroidismo se trata con agentes antitiroideos, y el resto de los síntomas de forma independiente. Se utilizan:

Glucocorticoides tópicos para los problemas de la piel, Prednisona para los síntomas oculares.

Antagonistas adrenérgicos para la tirotoxicosis.

Yodo radiactivo y ablación parcial de tiroides cuando sean necesarios.

.

El Tema: Enfermedad de Graves, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelfono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada