Entradas

17
Ago

 

El teléfono 690341080, estará disponible para recibir llamadas, del día 18 al 24 de Agosto, de 10.45 a 12.45 horas, aproximadamente.

 

Hemorroides

Se trata de una patología que se conoce popularmente con el nombre de Almorranas.

Son varices o inflamaciones de las venas situadas superficialmente en el conducto anal y localizadas en la pared lateral derecha, en la pared lateral izquierda y en la zona media posterior.

Hay quien considera que no se trata de una enfermedad como tal, ya que todo adulto tiene Hemorroides, pero si aumentan mucho de tamaño o se deslizan hacia el exterior del ano, producen picor, dolor, escozor o sangrado… o sea síntomas lo suficientemente molestos como para que quién los padece se sienta enfermo.

Es la causa más frecuente de sangrado anal y de molestias rectales.

Se estima que más de un 50% de la población en algún momento de su vida sufre este problema.

Pueden ser externas o internas.

Las Externas son visibles en el exterior del ano y permanecen siempre prolapsadas.

Las Internas pueden aparecer fuera en el esfuerzo de la defecación, o pueden permanecer siempre dentro del recto y se diagnostican por palpación al hacer un tacto rectal.

Hay varios grados de clasificación anatómica de la Hemorroides, que es de interés y conocimiento clínico, y no viene al caso enumerar en este artículo de divulgación.

Causas

El ser humano es el único mamífero que desarrolla Hemorroides debido a nuestra capacidad de caminar erguidos. Por esta razón hay más presión sanguínea hacia la zona rectal, y las venas se dilatan. Y es por ello que en posición horizontal suelen mejorar los síntomas.

Las Hemorroides pueden ser debidas a:

https://www.operarme.es/noticia/445/cirugia-de-hemorroides-duracion

Herencia.

Se acepta que existe un factor genético que influye en la aparición de las Hemorroides.

Embarazo.

Aparecen y dan más síntomas cuanto más avanzado está el embarazo, por la presión que ejerce el feto sobre la zona rectal y por los cambios hormonales que la mujer experimenta durante esos meses.

Sedentarismo.

Está demostrado que la falta de ejercicio favorece el estreñimiento y este es un factor de riesgo de Hemorroides.

Diarrea.

La diarrea repetida o continuada va a dar lugar a una irritación de las mismas.

Ocupación o trabajo

Que implique permanecer en pie o sentado durante mucho tiempo seguido, sobre todo lo primero.

Obesidad.

Porque con el sobrepeso va a aumentar la presión abdominal sobre el suelo pélvico.

Cirrosis hepática.

Debido a hipertensión de la vena porta.

Factores alimenticios.

Por dietas pobres en fibra que provocan estreñimiento.

Medicamentos: Por abuso de laxantes o consumo de algunos medicamentos que tienen efecto astringente.

Síntomas de las Hemorroides.

Los síntomas más frecuentes de las Hemorroides van a ser los siguientes:

Sensación continua de ardor en el recto.

Picor y escozor anal o rectal persistente, de diversos grados.

Estorbo y molestias continuas en el recto y humedad anal constante.

Suele haber siempre dolor de mayor o menor intensidad, que puede ser continuo, aunque aparece sobre todo durante la defecación o al estar el paciente sentado.

Aparece un sangrado de Sangre roja que puede ser de distinta cantidad: o que apenas mancha el papel higiénico al limpiarse el sujeto tras la defecación, o mancha las heces, o es un chorro de sangre que incluso mancha el inodoro. Aunque en general suele tratarse de un sangrado relativamente pequeño.

Sin embargo si el sangrado es de mayor importancia y repetido, se debe consultar al médico porque existen otros procesos que producen sangrado por el ano tales como son las fisuras anales, la rectitis, los pólipos, las  fístulas, los carcinomas ano-rectales, una colitis ulcerosa, etc, y hay que realizar el diagnóstico correcto de la causa del sangrado.

Aunque las Hemorroides sangran en pequeñas cantidades, si es de manera repetida y continuada en el tiempo, se puede llegar a producir una anemia ferropénica.

Con frecuencia se forma dentro una trombosis, y la Hemorroide se pone muy dura al tacto y de color oscuro y, en este caso, son mucho más dolorosas.

Si la sangre es de color oscuro y maloliente, aunque el paciente tenga Hemorroides, el sangrado no es de ese origen sino de tramos digestivos más altos como el estómago o el intestino.

 

El Tema: Hemorroides o Almorranas. Causas, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada