Entradas

15
May

 

El teléfono no volverá a estar operativo hasta el dia 25 de Mayo.

 

Hipertrigliceridemia Familiar

Se trata de un trastorno frecuente, de origen genético, autosómico, dominante. por el que se elevan las cifras de triglicéridos en sangre de la persona que lo padece.

Un general, los individuos que sufren esta alteración no presentan síntomas hasta la pubertad o la edad adulta.

A partir de ese momento el nivel de los triglicéridos en sangre, con la muestra recogida en ayunas, comienzan a elevarse progresivamente hasta alcanzar cifras muy altas.

El paciente suele presentar, además, obesidad, y con frecuencia, elevación de la glucosa, de la tensión arterial y del ácido úrico.

De momento no se ha demostrado que el aumento aislado de triglicéridos en sangre eleve el riesgo de enfermedad cardiovascular, pero como la mayoría de estos sujetos tienen, además, los factores de riesgo ya mencionados, se supone que en ellos el riesgo cardivascular es muy elevado.

La Hipertrigliceridemia de origen familiar puede ser con aumento de cifras en forma leve o moderada, pero esas cifras pueden elevarse si coinciden con que el individuo suma otros factores tales como:

Diabetes mal controlada.

Consumo excesivo de alcohol.

Hipotiroidismo.

Toma de anticonceptivos hormonales orales

El diagnóstico se realiza mediante análisis de sangre y estudio genético en individuos en los que se sospeche un trastorno hereditario.

El Tratamiento se hace a base de:

Dieta alimenticia adecuada, control de otros factores de riesgo que puedan sumarse, y farmacológico con Secalip.

Hiperlipemia Mixta Familiar

Es un trastorno relativamente frecuente, hereditario, que se trasmite de forma autosómica dominante.

Los pacientes presentan elevación de colesterol y triglicéridos. Y cifras bajas de HDL- colesterol.

Igual que en el caso anteriormente expuesto, no se manifiesta hasta la pubertad o la edad adulta. Y va a permanecer a lo largo de toda la vida.

El individuo suele tener antecedentes de enfermedad cardiovascular entre sus familiares próximos.

En estos sujetos es frecuente también la presencia de obesidad y de intolerancia a la glucosa.

El diagnóstico se realiza mediante analítica de sangre y estudio genético.

El Tratamiento consiste en llevar a cabo medidas generales como:

Controlar el peso, y restricción de grasas saturadas en la dieta.

Evitar alcohol, tabaco y la toma de anticonceptivos hormonales.

En cuanto al tratamiento farmacológico, el colesterol se controla con estatinas. Y los triglicéridos con genfibrocilo o con ácido nicotínico.

 

El Tema: Hipertrigliceridemia Familiar, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelfono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada