Entradas

29
Mar

 

Ictericia

La Ictericia es un trastorno caracterizado por el color amarillento de la piel, mucosas y esclerótica del ojo, debido a la acumulación de bilirrubina en estos tejidos.

La Ictericia no es en sí misma una enfermedad sino un signo clínico de que algo va mal en el metabolismo de la bilirrubina.

La bilirrubina es una sustancia química de color amarillo que contiene hemoglobina y se produce en el hígado.

La hemoglobina es a su vez una sustancia que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos, por el torrente sanguíneo hacia todas las células del cuerpo.

Si los glóbulos rojos se destruyen en gran cantidad, el hígado que es el lugar donde se encuentran estos glóbulos destruidos, no puede absorber toda la bilirrubina que desprenden, por lo que se va a diseminar por todo el organismo, y es entonces cuando la piel y las mucosas mencionadas se ponen de un color amarillento.

La Ictericia suele acompañarse de orina de color muy oscuro, que en términos médicos se conoce como coluria y de heces blanquecinas, conocidas como acolia.

Causas de la Ictericia

Puede haber Ictericia por muy diversas razones, de las que se enumeran las más frecuentes e importantes:

Enfermedades que afectan específicamente a la sangre.

Síndromes genéticos en los que la Ictericia aparece como una manifestación mbás.

Enfermedades hepáticas  de cualquier tipo, cirrosis, tumores etc.

Obstrucción de los conductos biliares.

Diferentes infecciones o medicamentos que afecten al hígado

Tipos de Ictericia

Existen tres tipos principales de Ictericia:

1) Ictericia prehepática

Se debe a que existe una  liberación excesiva de la conocida como  bilirrubina no conjugada, al destruirse los glóbulos rojos, o porque aumenta la bilirrubina libre por bajada de de la albúmina (esta es el principal transportador de la bilirrubina).

Esto ocurre en enfermedades como:

Hemólisis 8 o destrucción excesiva de glóbulos rojos) por esplenomegalia o aumento de tamaño del bazo.

Eritropoyesis inefectiva.

Enfermedad de Gilbert.

2) Ictericia hepática

Se debe al mal funcionamiento del hígado por enfermedades como:

Hepatitis aguda.  Hepatitis crónica.  Cirrosis hepática.

3) Ictericia posthepática

Por lesiones en vesícula biliar y/o sus conductos en problemas como:

Coledocolitiasis o piedras en la vesícula o el conducto biliar.

O un Cáncer de cabeza de páncreas.

Diagnóstico de Ictericia

La Ictericia se diagnostica por la observación del color de la piel del individuo que la padece.

Posteriormente se debe realizar un estudio exhaustivo del paciente  para determinar el tipo de Ictericia y la causa.

Se hace estudio medianteHistoria Clínica y Exploración general del paciente centrándose especialmente en la zona abdominal.

Es imprescindible realizar analítica completa de sangre y orina incluido un perfil de pruebas hepáticas.

Otras pruebas diagnósticas, como las pruebas de imagen de que se dispone, siempre  orientadas a determinar la patología que se sospeche en cada paciente como causa de la Ictericia.

Diagnóstico Diferencial de Ictericia

Es difícil confundir la Ictericia con otras coloraciones que pueden dar diversas enfermedades de la piel.

La palidez, por ejemplo, se diferencia muy bien de la Ictericia.

En algunas anemias hemolíticas los dos signos, palidez e Ictericia pueden aparecer juntas.

En ocasiones hay una grasa subconjuntival amarillenta, situada debajo del arpado inferior, que se diferencia de la Ictericia porque no es continua, sino que distribuye en “grumos”.

La ingestión de fluoresceína o acriflavina puede producir una pseudoictericia de la piel que desaparece a los pocos días.

La toma durante mucho tiempo de comidas ricas en carotenos y carotenoides (contenidas en zanahorias, calabaza roja etc) puede dar lugar a una coloración amarillo-naranja de la piel. En este caso se ha de examinar la orina porque es orina es normal, al contrario que en la Ictericia que también tiene color amarillo rojizo, y la pigmentación se concentra sobre todo en las plantas de pies y las palmas de las manos.

La orina, cuando está muy concentrada, como en el caso de deshidratación, se puede confundir con orinas colúricas u orinas típicas de los pacientes que padecen Ictericia. Se identifica mediante una analítica.

Un método rudimentario para diagnosticarla es agitar la orina hasta que forme espuma. Si la espuma es blanca, se trata de orina concentrada, si fuera amarillenta, indicaría la presencia de pigmentos biliares.

Algunos medicamentos, como la atebrina, utilizada para el tratamiento del paludismo, pueden producir coloración amarillenta de la piel.

Tratamiento

Será el de la enfermedad que esté produciendo la Ictericia.

.

El Tema: Ictericia. Diagnóstico, ha sido revisado, elaborado y resumido or la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna, para publicar en:  www.tumedicoaltelfono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada