Entradas

10
Jul

 

Lepra o Enfermedad de Hansen

La Lepra o enfermedad de Hansen es una enfermedad crónica del ser humano producida por el Mycobacterium Leprae. Se caracteriza porque ataca tejidos superficiales, sobre todo la piel y los nervios periféricos.

Posiblemente hay entre 10 y 15 millones de leprosos en el mundo.

La enfermedad es más frecuente en países tropicales, pero también aparece en zonas frías.

Puede presentarse a cualquier edad, aunque es muy rara en niños menores de 1 año.

Tiene mayor incidencia en grupos de población socioeconómicamente más desfavorecidos.

Se conocen poco los mecanismos de transmisión de esta enfermedad, aunque se supone que en la mayor parte de los casos se transmite de persona infectada a persona sana.

La duración del periodo de incubación de la Lepra puede abarcar desde seis meses a varios años.

Síntomas

Los síntomas dependen del tipo de Lepra del que se trate.

Lepra precoz indeterminada

Las primeras manifestaciones de este tipo de Lepra suelen aparecer en la piel. A veces aparece únicamente en forma de una zona anestésica, otras como varias máculas hipo o hiperpigmentadas.

La lesión puede desaparecer espontáneamente en 1-2 años, pero se recomienda que el paciente haga tratamiento.

Lepra tuberculoide

La lesión inicial suele ser una mancha depigmentada, de bordes definidos, sin sensibilidad, de mal aspecto, que crece de forma periférica y en la que desaparecen folículos pilosos y glándulas sudoríparas. La mancha en ocasiones es única, o pueden aparecer unas cuantas lesiones.

No es infrecuente que afecte a los grandes nervios periféricos próximos a la alteración de la piel, lo que determina la presencia de dolor intenso y de atrofias musculares, sobre todo en músculos distales de manos y pies.

Finalmente va a haber destrucción de las falanges de los dedos.

Si afecta a nervios faciales, aparece queratosis y úlceras cornéales que pueden terminar en ceguera.

Lepra Lepromatosa

En esta forma de Lepra la alteración de la piel es extensa, bilateral y prácticamente simétrica.

Las lesiones pueden ser placas, nódulos o pápulas. El centro de la lesión está elevado y los bordes están mal definidos.

Los lugares en que aparecen preferentemente son la cara (pómulos, nariz, cejas), oídos, muñecas, codos, nalgas y rodillas.

Más adelante aparece engrosamiento y fruncimiento de la piel en la cara, lo que da un aspecto conocido como “facies leonina”.

Puede haber obstrucción nasal, queratitis ocular, y engrosamiento indoloro de ganglios inguinales y axilares.

Es menos frecuente la afectación de troncos nerviosos salvo en fases muy avanzadas.

– Lepra limítrofe

Se conoce así la forma de Lepra que presenta conjuntamente lesiones de Lepra tuberculoide y lepromatosa.

Estados reactivos

La evolución de la Lepra es lenta e insidiosa, pero puede interrumpirse por dos tipos de reacción:

– Eritema nudoso de Lepra. Suelen aparecer nódulos subcutáneos en la Lepra Limítrofe.

– Reacción de inversión. También en la Lepra Limítrofe aparecen nuevas lesiones sobre las ya existentes. Estas alteraciones suelen ser debidas a complicaciónes de la quimioterapia que se utiliza como tratamiento.

Diagnóstico

Se realiza por los síntomas y signos clínicos.

Por los antecedentes de contactos del paciente con personas enfermas.

Por biopsia cutánea o raspado de las heridas para, mediante varios métodos de laboratorio, demostrar la presencia del bacilo.

Tratamiento de la Lepra

Incluye un enfoque multidisciplinar por parte de cirugía, oftalmología, fisioterapia y quimioterapia antibacteriana.

Se utiliza Quimioterapia específica con Dapsona.

Además, para evitar resistencias, la OMS recomienda utilizar varios fármacos para el tratamiento, entre los que se encuentran; rifampicina y clofacimina.

Los signos de mejoría deben ser evidentes en el 2º-3º mes de tratamiento.

Se considera que el tiempo mínimo de tratamiento ha de ser de dos años.

Otras medidas terapéuticas son:

Evitar úlceras plantares con calzado adecuado.

Cirugía reconstructora.

Férulas o escayolas.

Fisioterapia.

Realizar Psicoterapia con apoyo familiar.

Reinserción laboral.

Hacer tratamiento de los estados reactivos.

Los casos leves se tratan además con antipiréticos y analgésicos.

En los casos graves al tratamiento antimicrobiano se añade prednisona a dosis altas.

 

El Tema:  Lepra. Síntomas de Lepra, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín.  Especialista en Medicina Interna,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada