Entradas

21
Feb

 

El teléfono 690341080, estará disponible para recibir llamadas, del 22 de Febrero al 1 de Marzo, de 10.30  a 12.30 horas, aproximadamente.

 

Parálisis Periódica Hipopotasémica.

Es un trastorno que se caracteriza por la aparición de crisis bruscas de debilidad muscular con posterior recuperación.

La enfermedad es hereditaria de trasmisión autosómica dominante en las dos terceras partes de los casos, y en el tercio restante tiene carácter esporádico,

Siempre coinciden las crisis con bajadas notables del potasio en sangre.

Generalmente se manifiesta en la adolescencia, aunque tambieén puede comenzar antes de los 10 años, y es muy raro que se manifieste después de los 25.

En personas de edad avanzada hay que buscar otras causas por que un cuadro de Parálisis Episódica no se trata casi nunca a una Parálisis Periódica Hipopotasémica.

La frecuencia de las crisis es muy variable, pueden ocurrir desde una anual a una diaria.

La duración es desde 3 -4 horas, a uno o más días.

Pueden provocarlas las comidas ricas en sodio o en carbohidratos.

Afecta más a la musculatura proximal que a la distal.

No suelen alterarse las musculaturas, ocular, respiratoria o bulbar, pero la afectación de estas dos últimas, si la hubiera, podría ser mortal.

Durante las crisis se pueden producir arritmias cardiacas.

Los pacientes pueden desarrollar una debilidad permanente de la musculatura proximal, tras años de sufrir crisis.

La exploración de los pacientes con Parálisis Periódica Hipopotasémica, durante los períodos entre las crisis, suele ser completamente normal.

Diagnóstico

Por la historia clínica y el desarrollo y evolución de los síntomas.

En el análisis de sangre se encuentran cifras bajas de potasio en el momento en que suceden las crisis.

Durante las crisis. el electrocardiograma muestra alteraciones en relación directa con, y típicas de la hipopotasemia.

La electromiografía no es útil en el estudio de estos pacientes.

En la biopsia muscular si se encuentran lesiones características de la enfermedad.

Tratamiento de la Parálisis Periódica Hipopotasémica

Las crisis agudas se tratan con sales de potasio a más altas dosis cuanto mayor sea la parálisis.

Las crisis leves suelen remitir espontáneamente, y se acelera la mejoría haciendo ejercicio con los músculos afectados.

Prevención de las crisis.

La administración de potasio no previenen las crisis, pero si la acetazolamida en la mayoría de los casos.

Cuando el paciente no responde a ese fármaco se utiliza triamterene o espirolactona con buenos resultados.

 

El Tema: Parálisis Periódica Hipopotasémica, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna y Neurología, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada