Entradas

11
Ene

Cáncer de Esófago

Diagnóstico del Cáncer de Esófago

No existe ningún marcador específico para detectar de manera precoz el Cáncer de Esófago.

El CA 19,9 es el marcador tumoral que más a menudo se eleva, pero es más útil para seguir la evolución y para detectar recaídas que para el diagnóstico precoz del tumor.

Para el diagnóstico se utiliza la historia clínica y exploración del paciente, y pruebas de imagen tales como:

Examen radiológico con tránsito baritado (poco utilizado).

Esofagogastroscopia.

Fibrogastroscopia que informa sobre la localización exacta y extensión del tumor.

Tomografía axial computarizada (TAC).

Biopsia.cancer_esofago

Una vez realizado el diagnóstico del tumor, se ha de verificar su extensión para poder planificar el tratamiento de forma adecuada. Para ello se van a realizar:

TAC toracoabdominal para detectar metástasis en pulmón o en vísceras.

Ultrasonografía endoscópica para valorar la afectación de la pared del esófago.

Broncoscopia para estudio del árbol bronquial.

Se hacen otras exploraciones en función de dónde se sospecha que puede haber metástasis.

Tratamiento del Cáncer de Esófago

El tratamiento es quirúrgico si la enfermedad está localizada en el esófago, lo que ocurre en el 20-30% de los pacientes con Cáncer de Esófago.

En el caso de que el tumor ya se haya extendido, se suele hacer en primer lugar tratamiento con quimioterapia y radioterapia para intentar reducir el tumor hasta convertirlo en operable, aunque estos tratamientos aún no han concitado acuerdos en los círculos médicos, ya que hay variadas opiniones y teorías al respecto.

Cuando el cáncer está muy extendido se hacen tratamientos con intención paliativa, o de mejorar la situación del paciente. En este sentido se puede llevar a cabo las siguientes acciones:

Reseción del esófago y colocación de bypass.

Gastrostomía para alimentación que puede ser, o bien gastrostomía percutánea bajo control endoscópico, o colocación en yeyuno de catéteres de nutrición enteral.

Tratamiento con Radioterapia en casos de tumores inoperables o en casos de recidivas de los tumores.

Quimioterapia. Este tratamiento aislado parece que no da buenos resultados y en cambio éstos son mejores si a la quimioterapia se asocia a radioterapia.

Tratamientos endoscópicos, con el que se pueden realizar las siguientes técnicas:

Dilataciones del esófago.

Láser-terapia para mejorar la disfagia.

Endoprótesis.

Ablación térmica del tumor, etc.

Si aparece alguna fístula gastroesofágica hay que realizar tratamiento específico de este problema concreto.

Pronóstico del Cáncer de Esófago

El pronóstico de este cáncer va a depender de factores como los siguientes:

Fase en la que se encuentra el tumor.

Tamaño que ha alcanzado.

Estado general del paciente.

Si es el primer diagnóstico o se trata de una recidiva o recaída.

.

El Tema:  Cáncer de Esófago. Tratamiento,  ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín,  Especialista en Medicina Interna,  Colegiada  Nº  49/556,  para publicar en:   www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada