sep 19

Historia de la Sexualidad. Siglo XX

 

Historia de la Sexualidad

Sexualidad en el siglo XX

A finales del siglo XIX, principios del XX, aparece la figura de Sigmund Freud que desarrolla la teoría de la personalidad, cuya base está en cómo es el desarrollo sexual desde la infancia en cada persona.

Freud está convencido de que la Sexualidad, la libido, es la fuerza que motiva los actos humanos y llega a producir las neurosis.

Con Freud surgió el modernismo sexual. Sus teorías escandalizan a la sociedad burguesa de Viena cuando enu8ncia que la mayoría de las fobias tienen relación con frustraciones sexuales.

Afirmó que los niños eran seres sexuales y describió el complejo de Edipo en el que explica como la mayoría de los niños pequeños fija en uno de los padres su objeto amoroso.

Por la misma época el médico inglés Havelock Ellis publica una obra en la que dice que el deseo sexual es igual en hombres y en mujeres y que la masturbación no produce enfermedades.

En 1912 Julius Fromm fabrica y pone a la venta los primeros preservativos de látex con lo que se empieza a asumir la idea de que el sexo es placer además de procreación.

En 1914 se patenta el primer “sostén” para el pecho de las , que pasará a sustituir al corsé.

En 1917 Margareth Sanger, una enfermera feminista, comenzó a decir que el sexo había que disfrutarlo libremente. Estaba en contra de los embarazos no deseados y crea la liga americana para el control de la natalidad. Se divorció de su marido impotente.

En 1924 la antropóloga Margareth Mead describe también las variadas experiencias sexuales de las comunidades primitivas con las que convivió hasta conseguir hacer su estudio.

En 1926 el ginecólogo Van de Verde  publica un libro en el que admite las prácticas sexuales buco-genitales.

En 1930 aparece el término Revolución Sexual y se permite la venta de preservativos en farmacias como método de prevención para evitar la propagación de la sífilis.

En 1934 se impide en Estados Unidos la publicación de “Trópico de Cáncer”, de Henry Miller, por sus episodios de sexo explícito.

En los años de la segunda guerra mundial pierden intensidad algunas inhibiciones morales y se aceptan las relaciones extramatrimoniales y la búsqueda de placer.

No comments yet.

Add a comment


− tres = 3

Show Buttons
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkdin
Hide Buttons