Entradas

12
Mar

Sexualidad y Cáncer en Hombres

En Hombres, padecer un Cáncer y llevar tratamiento para esta enfermedad puede afectar a los siguientes aspectos de su vida sexual:

El deseo.

La erección.

La eyaculación.conjunto-de-vectores-de-siluetas-empresarios_279-9666

La fertilidad.

Deseo

Los hombres, al igual que las mujeres pierden interés por el sexo durante el tratamiento del cáncer.

En la primera etapa y tras el diagnóstico, porque el miedo y la preocupación por la supervivencia hacen que el sexo no se encuentre entre las prioridades de la persona enferma.

Cuando se está recibiendo tratamiento, los efectos secundarios de este influyen sobre el Deseo sexual de forma negativa.

Se añade que muchos tratamientos alteran el equilibrio hormonal.

Si existen conflictos previos a la enfermedad en la relación de pareja, la aminoración del Deseo sexual es mayor y de más duración.

Cada parte del ciclo sexual del hombre es parcialmente independiente de las otras partes, por ello, un hombre:

Puede tener Deseo sexual pero no conseguir erección y/o eyaculación.

Puede eyacular sin tener erección.

Puede tener algo de erección sin eyaculación.

Erección

Los problemas de Erección se conocen con el nombre de Disfunción Eréctil.

Los tratamientos de cáncer pueden interferir con la Erección si dañan nervios o vasos sanguíneos de la región pélvica.

La ansiedad que conlleva la enfermedad también puede interferir en la Erección.

Pueden influir de forma negativa en la Erección:

– La cirugía de la pelvis, como:

Prostatectomía radical, Cistectomía radical, Resección abdominoperitoneal o Exenteración pélvica total.

La cirugía interfiere si se afectan vasos sanguíneos y nervios del pene.

Por lo general las personas jóvenes se recuperan antes de este problema que las personas de más edad.

También los hombres que tenía una buena Erección antes de la cirugía son capaces de recuperarse mejor tras esta.

La radioterapia pélvica suele causar problemas de Erección.

Cuanto mayor sea la dosis total de radiación y mayor la zona irradiada, mayores problemas causará.

La radiación afecta a los vasos sanguíneos por lo que los hombres fumadores o con Diabetes o con enfermedades vasculares se verán más afectados.

También se ve reducida la producción de testosterona en los testículos, lo que se suma al anterior problema.

En general comienza la recuperación un año después del tratamiento, aunque no todos consiguen recuperarse.

– La quimioterapia no influye de forma tan negativa en la Erección.

El deseo sexual y la Erección se pueden ver afectados durante la sesión de quimioterapia, pero se recuperan una semana después.

En general actúa disminuyendo el nivel de testosterona.

Algunos tratamientos dañan nervios periféricos de manos y pies, pero no se ha demostrado que dañen nervios del pene.

Terapia hormonal.

Bloquea la secreción de testosterona, con lo que influye negativamente sobre el deseo, la Erección y el orgasmo.

De cualquier modo, el grado de afectación varía de unos hombres a otros.

– Ansiedad.

La Ansiedad y la Depresión que en muchos casos conlleva el cáncer y su tratamiento, también influyen negativamente sobre cualquier parcela del ciclo sexual del hombre.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada