Entradas

07
Sep

El teléfono 690341080, estará disponible para recibir llamadas, del día 8 al 14 de Septiembre, de 22.30 a 24.30 horas, aproximadamente.

 

Autismo. Trastornos del Espectro Autista

Son un grupo de trastornos del desarrollo que afectan la comunicación y el comportamiento de las personas.

El Autismo se puede diagnosticar a cualquier edad, pero se conoce como un «trastorno del desarrollo» porque generalmente los síntomas aparecen durante los primeros dos años de la vida.

Se utiliza el término “espectro” para describir el Autismo porque existe una amplia variación en el tipo y la gravedad de los síntomas en las personas con esos trastornos.

Según el Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM-5), las personas con Trastornos del Espectro Autista tienen:

Dificultad para comunicarse e interactuar con otras personas.

Intereses limitados y comportamientos repetitivos.

Síntomas que afectan la capacidad de esa persona para desenvolverse de manera adecuada en los ámbitos familiar, escolar, laboral y social

Causas y Factores de Riesgo

No se saben cuáles son las causas de los Trastornos del Espectro Autista, pero hay estudios que sugieren que los genes pueden actuar junto con las influencias del entorno para afectar el desarrollo del niño en formas que conducen al Autismo.

Parece que algunos factores que aumentan el riesgo incluyen:

https://www.istockphoto.com/es/search/2/image?phrase=autismo

Tener padres o madres mayores.

Antecedentes de hermanos o familiares con Trastorno de Espectro Autista.

Padecer ciertas afecciones genéticas (como el síndrome de Down, el síndrome del cromosoma X frágil o el síndrome de Ret).

Tener un peso muy bajo al nacer.

Síntomas de los Trastornos del Espectro Autista

No todas las personas con estos trastornos tendrán todos los comportamientos que se mencionan, pero la mayoría mostrará algunos de los que siguientes.

Entre los comportamientos de comunicación e interacción social se pueden incluir:

Hacer poco contacto visual o hacerlo de manera inconsistente y tener la tendencia de no ver o de no escuchar a las personas.

Compartir rara vez los objetos o las actividades que les gustan.

No responder o demorarse en responder cuando se les llama o se trata de captar su atención, y tener dificultad para seguir las conversaciones.

Tener expresiones faciales, movimientos y gestos que no coinciden con lo que están diciendo.

Usan un tono inusual de voz que puede sonar como si estuvieran cantando, o un tono monótono y similar al de un robot.

Tienen problemas para comprender el punto de vista de otra persona, o no entienden las acciones de los otros.

Entre los comportamientos restringidos o repetitivos se pueden incluir:

Repetir ciertas conductas o repetir palabras o frases.

Mostrar un interés intenso y prolongado en ciertos temas, como números, detalles o datos.

Mostrar demasiado interés en ciertas cosas, como en objetos en movimiento o en partes de algunos objetos.

Molestarse por algún cambio leve en la rutina.

Ser más o menos sensibles que otras personas a los estímulos sensoriales, como tener sensibilidad a la luz, al ruido, a la textura de la ropa o a la temperatura.

Pueden tener dificultad para dormir y suelen ser irritables.

Tambien algunos de estos pacientes tienen facultades especiales como:

Ser capaces de aprender detalladamente cosas y recordar la información por largos períodos de tiempo.

Tener una gran memoria visual y auditiva.

Sobresalir en matemáticas, ciencias, música y arte.

Grados de la Enfermedad

Antes de la aparición del DSM-5, este sistema de clasificación se centraba más en las categorías descriptivas que en las necesidades de los pacientes. El nuevo manual, por el contrario, atiende a cuestiones de intervención, y por ello establece tres niveles de necesidad.

Nivel I: Personas que necesitan ayuda.

Un Nivel II: Personas que necesitan ayuda notable.

Nivel III: Personas que necesitan ayuda muy notable.

Tratamiento

El tratamiento de los Trastornos del Espectro Autista debe comenzar lo antes posible después del diagnóstico.

El tratamiento temprano es importante porque la atención adecuada puede disminuir las dificultades que tienen las personas al mismo tiempo que les ayuda a aprender nuevas habilidades y aprovechar al máximo sus fortalezas.

La gran cantidad de problemas que enfrentan las personas con estos trastornos significa que no existe un tratamiento mejor que otro. Trabajar en estrecha colaboración con los profesionales adecuados es importante para encontrar el programa de tratamiento adecuado para cada cual.

Medicamentos

Para tratar algunos síntomas que son frecuentes en los Trastornos del Espectro Autista, como son:

Irritabilidad, Agresividad, Comportamientos repetitivos.

Hiperactividad, Problemas de atención, Ansiedad y depresión.

Educación especial, personalización, integración e inclusión

Actualmente se acepta que los niños Autistas pueden asistir a escuelas regulares, siempre y cuando cuenten con los apoyos necesarios para poder aprender y desarrollar todas sus potencialidades en la escuela.

Para cada caso, resulta imprescindible diseñar un programa de intervención personalizado, partiendo de las capacidades del niño, con la participación de los profesionales de la educación, la familia y otros especialistas externos (equipo multidisciplinar).

 

El Tema:  Autismo. Trastornos del Espectro Autista, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Neurología y Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada