Entradas

25
Mar

 

El teléfono 690341080, estará disponible para recibir llamadas, del día 26 de Marzo  al 2 de Abril, de 10.30  a 12.30 horas, aproximadamente.

 

Empiema Subdural Cerebral

El Empiema consiste en una colección de pus, que en este caso se sitúa en el espacio intracraneal que está localizado entre la duramadre y la membrana aracnoidea.

Representa alrededor de un 20% de todas las infecciones intracraneales.

Las tasas de mortalidad son aún del 10 -15%.

Parece que, en general, se deben a complicaciones de procesos otorrinolaringológicos y predomina en personas jóvenes y de sexo masculino.

También pueden ser producidos por traumatismos, meningitis y cirugía intra craneal.

Síntomas

El Empiema Cerebral puede presentarse como un proceso agudo, muy grave, con riesgo para la vida del paciente.

La mayoría de los sujetos van a tener síntomas de la enfermedad previa (otitis, sinusitis…) desde días antes, y posteriormente síntomas inespecíficos de enfermedad grave.

Los síntomas neurológicos primeros y más frecuentes van a ser cefalea, fiebre, rigidez de nuca y algunos síntomas neurológicos focales.

Se producen vómitos cuando se eleva la presión intracraneal.

Las alteraciones de conciencia aparecen pronto y son desde obnubilación ligera a coma profundo.

Los signos neurológicos aparecen a las 24 -48 horas del inicio de la enfermedad, primero son focales, pero se van extendiendo con el paso del tiempo hasta afectar a todo el hemisferio cerebral próximo al foco de infección.

Otras manifestaciones van a ser hemiparesia o hemiplejia, alteración de los pares craneales, signos cerebelosos y convulsiones.

Si no se trata con rapidez al paciente los síntomas van a progresar deprisa con aumento de la presión intracraneal y herniación cerebral y muerte.

En algunos casos el Empiema Cerebral se puede presentar en forma de un cuadro de evolución subaguda y progresiva, en pacientes a los que se ha tratado previamente, con antibióticos.

Diagnóstico

Tanto el análisis de sangre como el de líquido cefalorraquídeo no aportan datos valorables.

Los procedimientos diagnósticos de elección son TAC y resonancia magnético. Sobre todo esta última que es especialmente valiosa para detectar el Empiema situado en la basa del cerebro, a lo largo de la hoz cerebral o en la fosa posterior.

La arteriografía va a mostrar una masa sin vascularización y puede detectar la diseminación de la infección al espacio subdural contrario.

Tratamiento

El Empiema Cerebral es una urgencia quirúrgica.

Mientras se espera la intervención hay que tratar al paciente con antibióticos, eligiéndolo en función de cuál sea la fuente de infección.

Es muy importante corregir también la hipertensión intracraneal.

La mortalidad global suele ser de un 10 -20%.

En alrededor de un 15-25% quedan como secuelas hemiparesia o afasia incapacitantes, y en el 5% convulsiones.

 

El Tema: Empiema Subdural Cerebral, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Neurología y Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada