Entradas

03
May

 

Por causas imprevistas se anula el servicio telefónico. Cualquier consulta puede realizarse a través del blog de la página web  tumedicoaltelefono.es

Todas las consultas serán respondidas por el orden que se reciban.

 

Hipo

Qué es el Hipo

Se conoce con el nombre de Hipo a un movimiento espasmódico y repetitivo del diafragma.

A grandes rasgos, sepamos que el Diafragma es un músculo situado casi en dirección horizontal, que separa el tórax de las vísceras abdominales. Además, se trata de un músculo que es muy importante para que la respiración se realice en toda su amplitud y profundidad.

El nervio frénico es el nervio que inerva, o sea que controla los movimientos de contracción y de relajación del músculo diafragma.

Se sabe que cuando el nervio frénico envía impulsos anormales al diafragma, este músculo se contrae de forma intensa y brusca y esta contracción va a provocar a su vez el cierre rápido de la glotis y en consecuencia el ruido característico que hacemos cuando tenemos Hipo.

El Hipo es más frecuente en los recién nacidos y en bebés en general.

Comúnmente se trata de un proceso benigno.

Suele comenzar de repente, sin razón aparente para posteriormente desaparecer de forma total en pocos minutos.

Culturalmente se trata de un evento gracioso que suele hacer reír a quien lo contempla y si no es muy molesto a quién lo padece.

En raras ocasiones puede durar hasta días o semanas. En estos casos se debe realizar un estudio en profundidad del paciente para determinar la causa del Hipo, porque se podría deber a una enfermedad importante.

Causas del Hipo Benigno Idiopático

El Hipo puede estar provocado por numerosas causas. Se mencionan las más frecuentes e importantes a continuación:

    Por comer demasiado deprisa.

    Debido a crisis de Ansiedad.

    Por ingerir alimentos muy picantes.

    La ingesta de Bebidas carbónicas en abundancia.

    Lo puede provocar el Abuso de alcohol.

    La Aerofagia abdominal o exceso de gases en el abdomen.

Clasificación del Hipo

Suele clasificarse el Hipo de la siguiente manera:

Hipo Agudo. La mayoría de los episodios de Hipo son de tipo agudo. En este caso es cuando dura menos de 48 horas.

– El Hipo Persistente. Se denomina de esta manera cuando la duración es superior a 48 horas.

Hipo Crónico. Se considera que el Hipo es un proceso crónico si la duración es de más de un mes.

Hipo Agudo

Características del Hipo que hay que tener en cuenta

Cuando un paciente consulta a su médico porque tiene Hipo se deben tener en cuenta todas las características que presenta ese Hipo, tales como:

    Si el Hipo es esporádico, muy frecuente o poco frecuente.

    Con qué se relaciona y qué factores, si los hay, lo desencadenan. Si aparece al tomar bebidas carbónicas o alimentos picantes, etc.

    Cuánto tiempo duran los episodios, si son escasos minutos o cuanto se alargan en el tiempo.

    Es conveniente conocer si el sujeto tuvo ya otros episodios de Hipo con anterioridad, cómo se frenaron aquellos.

    Qué características presenta el Hipo, si suele cortarse, para volver a aparecer un tiempo más tarde.

    Si hay o no otros síntomas que acompañen a los episodios de Hipo.

    Se debe conocer si el Hipo se mantiene mientras el sujeto duerme.

    Si aparecen varios episodios cortos que se repiten en poco tiempo o si son episodios de larga duración y con qué frecuencia se repiten.

Como ya hemos dicho, el Hipo Agudo, de corta duración es el más frecuente y no suele tener importancia.

No obstante, si los episodios se repiten con mucha frecuencia, o aparece un episodio que se prolonga durante horas, es conveniente consultar con el médico.

Tratamiento del Hipo Agudo

En los episodios de Hipo Agudo, de corta duración, generalmente no es necesario usar los fármacos que habitualmente se utilizan para frenar los episodios graves de repetición o de larga duración.

Hay gran número de remedios populares que son los que se suelen emplear para frenar los episodios de Hipo, tales como:

    Hacer el esfuerzo de detener temporalmente la respiración durante unos segundos.

    Beber agua fría a tragos cortos y rápidos, sin respirar entre trago y trago.

    Respirar unos segundos dentro de una bolsa de plástico.

    Dar un «susto», etc.

En las personas que tienen episodios de Hipo con frecuencia se recomiendan las siguientes medidas preventivas que además suelen dar muy buenos resultados. Son:

    Comer despacio masticando bien los alimentos y procurando tragar poco aire al comer.

    Reducir todo lo posible o eliminar el uso de bebidas con gas.

    Evitar tomar alimentos picantes o excesivamente especiados.

    Evitar el alcohol y el tabaco.

 

El Tema: Hipo Agudo. Clasificación del Hipo. Causas de Hipo Agudo. Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.e

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada