Entradas

15
Abr

 

Hiperostosis

Recibe este nombre el aumento anormal de masa ósea. Suele ser un engrosamiento anormal a expensas de la capa cortical o externa de los huesos.

Tal aumento se detecta en una radiografía como aumento de densidad del hueso.

El depósito se puede realizar de manera rápida o aguda, o de manera lenta o crónica.

La Hiperostosis se considera una enfermedad reumática generalizada que se caracteriza por la tendencia a la osificación de ligamentos, tendones, cápsulas articulares y engrosamiento de algunos huesos.

Por cada mujer la padecen dos hombres.

Es más frecuente en personas de mediana y avanzada edad. A más edad aumenta la incidencia de la enfermedad.

Causas de Hiperostosis

Hay numerosas causas de este trastorno:

Osteítis por radiación

Alteraciones endocrinológicas como:

Hiperparatiroidismo primario

Hipotiroidismo, Acromegalia.

Alteraciones por osteomalacia por:

Insuficiencia glomerular renal crónica.

Osteomalacia tubular renal.

Intoxicación química por productos como:

Arsénico, Berilio, Bismuto.

Plomo, Fluoruro, Fósforo.

Vitamina A.

Osteoesclerosis

Por infección crónica del hueso

Por enfermedad de Paget.

Asociada a metástasis o a procesos hematológicos malignos.

Asociada a eritroblastosis fetal.

Osteopetrosis

Infantil maligna, hereditaria autosómica recesiva.

Del adulto benigna, autosómica dominante.

Forma intermedia por acidosis tubular renal.

Otras enfermedades

Osteomieloesclerosis.

Hiperfosfatemia hereditaria.

Displasia diafisaria progresiva.

Síntomas de Hiperostosis

En ocasiones no da sintomatología y es un hallazgo casual al hacer una radiografía.

Puede afectar a cualquier zona ósea del organismo.

Puede ser localizada en un área concreta o generalizada.

Aparece dolor, rigidez y dificultad de movimientos, y otros síntomas específicos en función de la zona donde se localice la enfermedad.

La zona más afectada es la columna vertebral, por orden columna dorsal, cervical y lumbar. En segundo lugar se afecta la pelvis seguida por talón, pie, hombro, mano, tobillos y huesos largos.

Una forma específica de la enfermedad es la Hiperostosis vertebral difusa que se caracteriza por osificación de tejidos blandos y del ligamento vertebral anterior. Puede haber compresión de traquea, esófago o compresión de la médula espinal.

El diagnóstico se realiza por la clínica y se verifica con pruebas de imagen.

El tratamiento de la Hiperostosis ha de ser el de la patología que la está provocando, tratamiento del dolor y tratamiento rehabilitador para mejorar la movilidad de los pacientes.

 

El Tema: Hiperostosis. Síntomas, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelfono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada