Entradas

19
Sep

 

Por causas imprevistas se anula el servicio telefónico. Cualquier consulta puede realizarse a través del blog de la página web  tumedicoaltelefono

Todas las consultas serán respondidas por el orden que se reciban.

 

Hipertrofia Benigna de Próstata

¿Qué es la Hipertrofia Benigna de Próstata? (HBP)

Se trata de un aumento en el tamaño de la Próstata, que ocurre generalmente a partir de los 50 años, que cursa con alteraciones urinarias porque la Próstata, al crecer, va oprimiendo y estrechando la uretra.

Síntomas de la Hipertrofia Benigna de Próstata

Los síntomas más frecuentes son de dos tipos: obstructivos e irritativos.

Síntomas Obstructivos:

Hay dificultad para empezar a orinar.

Una vez que se comienza a orinar el chorro es débil y lento.

Persiste un goteo al terminar.

Así mismo existe un vaciado incompleto de la vejiga.

Síntomas Irritativos:

Polaquiuria.  Significa que hay que ir a orinar muchas veces.

Nicturia. Es orinar muchas veces de noche.

Urgencia miccional o que no se puede aguantar y retener la orina normalmente.

Incontinencia de urgencia o que, si no se orina de inmediato al sentir ganas, se va a escapar la orina

Dolor suprapúbico debido al vaciado incompleta de la vejiga.

Hay que valorar la gravedad de estos síntomas porque cuando son leves, son llevaderos, pero si son intensos, interfieren en las actividades de la vida diaria y en la calidad de vida del paciente.

Diagnóstico

Quien padece Hipertrofia de Próstata refiere perfectamente todos o parte de los síntomas señalados.

Pero, para hacer el diagnóstico completo, el médico realizará:

Exploración general con exploración específica de abdomen, periné y escroto.

Tacto rectal. Útil para evaluar el tamaño de la próstata.

https://es.dreamstime.com/foto-de-archivo-libre-de-regal%C3%ADas-hipertrofia-prost%C3%A1tica

Analítica de sangre y orina.

PSA, que es un marcador tumoral del cáncer de próstata.

Hay un autotest por el que el paciente puede valorar sus síntomas, ya está publicado en este blog.

¿Qué Enfermedades se pueden confundir con la Hipertrofia Benigna de Próstata?

El médico puede sospechar una Hipertrofia de Próstata, pero debe descartar:

Cáncer de Próstata, uretra o vejiga.

Enfermedades de la vejiga, como cistitis o litiasis.

Infecciones urinarias, prostatitis e infecciones de transmisión sexual.

Estenosis de uretra.

Enfermedades del recto.

Poliuria nocturna.

Enfermedades como diabetes, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple o insuficiencia cardiaca congestiva.

Toma excesiva de líquidos.

Hernias de discos lumbosacros.

Medicamentos: La toma de ciertos medicamentos puede dar sintomatología que se confunda con la de la HBP, como Diuréticos, Calcioantagonistas, Antihistamínicos, Opiáceos, Antidepresivos tricíclicos, etc.

Tratamiento de la Hipertrofia Benigna de Próstata

El tratamiento de la Hipertrofia Benigna de Próstata se enfoca desde varios aspectos:

1)  Vigilancia expectante.

En primer lugar, cuando hay síntomas leves y sin complicaciones, se recomienda lo que se llama vigilancia expectante y que consiste en lo siguiente:

Evitar el sedentarismo. Hacer ejercicio diario en función de las posibilidades y circunstancias de cada cual.

No tomar líquidos de noche, en general a partir de las 19- 20 horas de la tarde.

Restricción en lo posible del consumo de sustancias como el café y el alcohol.

No tomar si no es imprescindible algunos medicamentos como diuréticos, neurolépticos, etc.

El paciente se ha de realizar revisiones periódicas para exploración urológica y pruebas diagnósticas correspondientes.

La periodicidad de las revisiones se considera que pueden ser: si no hay cambios, revisión al año.

Si hay cambios o avance de la enfermedad, se han de valorar otros tratamientos.

2)  Tratamiento Médico.

Se realiza en aquellos pacientes que presentan síntomas moderados de Hipertrofia de Próstata pero que aun no tienen indicación quirúrgica como tratamiento. Se utilizan los siguientes fármacos:

-Alfa-bloqueantes (Tansulosina, Silodosina, Alfuzosina, Doxazosina, Terazosina).

Estos medicamentos disminuyen los síntomas, pero no reducen el tamaño de la próstata ni previenen su crecimiento progresivo.

Deben tomarse por la noche para minimizar los efectos secundarios que producen y que suelen ser: cefalea, hipotensión, congestión nasal, astenia, eyaculación retrograda.

-Inhibidores de la 5-alfa reductasa.

Se trata de fármacos andrógeno-dependientes (Dutasterida, Finasterida).

Mejoran los síntomas y llegan a disminuir el tamaño de la próstata hasta en un 30 %.

Los efectos secundarios van a ser fundamentalmente alteraciones de la sexualidad tales como: disfunción eréctil, alteraciones de la eyaculación y disminución de la libido.

Se deben realizar revisiones cada 2-3 meses, en Atención Primaria, para evaluar la tolerancia a la medicación y la evolución de los síntomas.

3)  Tratamiento quirúrgico.

Este tratamiento ya está indicado en pacientes que presenten los siguientes problemas:

Retención aguda de orina.

Sondaje vesical permanente por retención crónica de orina.

Pacientes cuyos síntomas van empeorando a pesar de hacer bien el tratamiento farmacológico.

Pacientes que además de la Hipertrofia de Próstata tengan patologías añadidas tales como: urolitiasis, divertículos, uropatía obstructiva, etc.

 

El Tema:  Hipertrofia Benigna de Próstata. Síntomas y Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada