Entradas

21
Sep

 

El teléfono 690341080, estará disponible para recibir llamadas, del día 22 al 28 de Septiembre, de 22.25 a 24.25 horas, aproximadamente.

 

Intoxicación por Alcohol Isopropílico y Acetona

El Alcohol Isopropílico o Isopropilo es un preparado que forma parte de la composición de cremas de masajes, lociones para después del afeitado, disolventes, limpiacristales y anticongelantes.

Su metabolito principal es la Acetona que se encuentra principalmente en disolventes y quitaesmaltes. La intoxicación puede ocurrir por inhalar los vapores o por absorción a través de la piel.

Tanto el Alcohol Isopropílico como la Acetona son dos veces más potentes que el etanol como depresores del sistema nervioso central.

El Alcohol Isopropílico se absorbe rápidamente a través del estómago y los pulmones. Actúa entre 3 y 5 horas después. Se metaboliza la mayor parte por el hígado y un pequeño porcentaje en riñón.

Síntomas de Intoxicación

Alcohol Isopropílico

Los síntomas pueden presentarse inmediatamente o podrían pasar algunas horas antes de que sean evidentes, dependiendo de la cantidad de tóxico presente en el organismo. Pero en general los efectos se manifiestan a los 30 minutos de la ingestión con náuseas, vómitos, hematemesis o sangre en el vómito, y dolor abdominal.

Además, esta intoxicación incluye síntomas tales como:

Dolor de garganta. Quemaduras y daño de la córnea. Enrojecimiento y dolor en la piel.

Frecuencia cardíaca rápida y respiración lenta.

https://sp.depositphotos.com/stock-photos/acetona.html

Problemas en la micción (demasiada o muy poca orina)

Las manifestaciones del sistema nervioso central son:

Actuar como borracho, pronunciación incomprensible.

Movimientos descoordinados en general o movimientos descontrolados de los ojos.

Mareos, confusión, dolor de cabeza, irritabilidad, estupor.

Con una ingestión masiva se observa hipotermia o temperatura corporal baja, hipotensión e hipoglucemia graves, coma y depresión respiratoria.

La Intoxicación con altas concentraciones del producto son potencialmente letales.

Intoxicación por Acetona

En cantidades pequeñas, la Acetona no es nociva y la Intoxicación es poco frecuente.

El organismo es capaz de descomponer cantidades grandes de Acetona de manera natural. Por ende, para que la exposición sea excesiva es necesario que se ingieran o se inhalen cantidades muy grandes.

Síntomas

Entre los síntomas de una intoxicación leve, se incluyen los siguientes:

Cefaleas.

Dificultad en el habla.

Estado de letargo.

Si se inhalan o se ingieren mayores cantidades, en poco tiempo, pueden irritarse la nariz, la boca, la garganta, los pulmones y los ojos y presentarse cefaleas, mareos, vómitos.

Entre los síntomas graves, que son muy poco frecuentes, se incluyen los siguientes:

Pulso acelerado.

Pérdida del conocimiento y un posible estado de coma.

Estupor profundo y Muerte.

Se ha demostrado que la exposición prolongada en animales provoca daños en los riñones, el hígado y los nervios.

Tratamiento.

Tanto para Alcohol Isopropílico como Acetona:

No se debe inducir el vómito ya que podría dañar aún más el esófago.

Lavado de estómago.

Aplicar las medidas de soporte vital que sean necesarias.

Administrar líquidos por vía intravenosa.

Carbón activado para absorber el alcohol.

Bicarbonato para corregir la deshidratación.

Tanto el Alcohol Isopropilo como la Acetona se eliminan de manera eficaz con diálisis.

 

El Tema: Intoxicación por Alcohol Isopropílico y Acetona. Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra. María Julia Romero Martín, Especialista Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada