Entradas

05
Abr

 

Policitemia Vera. Complicaciones

Son posibles complicaciones de la Policitemia Vera:

Formación de coágulos sanguíneos. Es el problema más frecuente debido al número elevado de glóbulos rojos junto a alteraciones de las plaquetas, que presentan estos enfermos. Las consecuencias pueden ser, trombosis venosa profunda a cualquier nivel, ataque cardíaco, embolia pulmonar o accidentes cerebrovasculares.

Artritis diseminadas, sobre todo en dedo gordo del pie.

Agrandamiento del bazo, porque tiene más trabajo de lo normal al existir un aumento de células sanguíneas.

Úlceras en tramos del sistema digestivo, sobre todo estomago, esófago e intestino delgado.

Otras complicaciones más importantes pueden ser mielofibrosis, o que el tejido normal de la médula ósea se va convirtiendo en tejido cicatricial, síndrome mielodisplásico o que las células madre de la médula no maduran correctamente, y leucemias agudas.

Diagnóstico

Se realiza, en primer lugar, mediante la historia clínica y exploración física.

Los datos de laboratorio son fundamentales para poder hacer un diagnóstico correcto. En el análisis de sangre podemos encontrar:

Aumento notable de eritrocitos o glóbulos rojos.

La saturación de oxígeno en sangre está aumentada.

En algunos casos las plaquetas y los leucocitos están elevados.

Aumenta la tasa de fosfatasa alcalina.

Se eleva el nivel de vitamina B12.

Está disminuida la eritropoyetina, que es la hormona que estimula la médula ósea para que produzca nuevos glóbulos rojos.

Aumentan hemoglobina y el hematocrito.

Por lo general es necesario hacer punción y aspirado de médula ósea para su examen anatomopatológico.

Se puede realizar estudio genético para verificar la mutación JAK2.

Tratamiento de la Policitemia Vera

Esta enfermedad es crónica y no se cura. El tratamiento ha de ser individualizado y va dirigido a reducir el número de glóbulos rojos para evitar, en lo posible, las complicaciones más graves, y  aliviar los síntomas.

Está indicada flebotomía o sangría para reducir el hematocrito por debajo del 46%, pero siempre cuidando de controlar que no se produzca un déficit de hierro. La frecuencia de las flebotomías van a depender de cada paciente, en función de la mayor o menor gravedad de su enfermedad.

Se utilizan dosis bajas de aspirina o ácido acetilsalicílico para reducir el riesgo de que se formen coágulos y disminuir el ardor de las extremidades.

Otras medicamentos que se utilizan son la hidroxiurea, el interferón alfa o el ruxolitimib.

Se trata cada una de las complicaciones en el caso de que vayan apareciendo.

Recomendaciones

Si sufres Policitemia Vera te serán de utilidad estas recomendaciones.

Haz ejercicio moderado y según tus posibilidades todos los días.

Evita el abuso de alcohol.

Evita temperaturas extremas, tanto frío como calor.

No fumes, porque el tabaco daña los vasos sanguíneos.

Cuida tu piel. Usa agua fría o tibia para bañarte, sécate suavemente, evita saunas y masajes y utiliza lociones hidratantes varias veces al día.

No te rasques cuando tengas picores, te pones un poco de crema en el lugar.

Pon atención a que no te salgan llagas. Y si notas algo raro consulta con tu médico.

.

El Tema: Policitemia Vera. Tratamiento, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín, Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelefono.es

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada