Entradas

28
Mar

 

Policitemia Vera

Se trata de un tipo de cáncer en el que existe una alteración de algunas células madres de la médula ósea, por lo que ésta va a producir demasiados glóbulos rojos. Tal exceso hace que la sangre sea más densa y la circulación más lenta, y, en consecuencia, se producen con facilidad coágulos que van a dar lugar a accidentes vasculares cardiacos y cerebrales.

La enfermedad es de comienzo gradual y progresivo, y pueden pasar años hasta que se diagnostica.

Es más frecuente en el sexo masculino y suele aparecer en la edad media de la vida.

Hay mayor incidencia entre la raza judía de origen europeo, y es menos frecuente en la raza negra.

Clasificación de las Policitemias

En primer lugar pueden ser Primarias o Secundarias

Las Pocicitemias primarias son:

Policitemia Vera, que a su vez puede ser, eritrocitosis familiar pura, y eritrocitosis familiar esporádica.

Las Policitemias secundarias conocidas pueden ser debidas a:

Altitud elevada, Enfermedad pulmonar crónica, Hipoventilación alveolar.

Comunicación de cavidades cardíacas derechas e izquierdas, Hemoglobinopatías.

Tumores productores de eritropoyetina, Enfermedades renales.

Hipersecreción de la corteza suprarrenal, Otras…

También existe una Policitemia relativa producida por estrés, o Síndrome de Gaisbock.

Causas

La Policitemia Vera se conoce también con el nombre de neoplasia mieloproliferativa.

La causa de la enfermedad es la mutación de un gen que afecta a la producción de células sanguíneas. Se cree que el origen es la alteración de un interruptor proteínico (proteína quinasa Janus 2) que indica a la célula madre de la médula ósea cuanto debe producir.

La mayoría de las personas que padecen Policitemia Vera tienen esta mutación. Se desconoce su causa pero generalmente no es hereditaria.

Síntomas de Policitemia Vera

Ya se ha indicado que pueden pasar años sin diagnosticarse la enfermedad y a veces se hace de forma casual al realizar una analítica de sangre.

Los pacientes cuando comienzan a tener síntomas pueden presentar:

Picores generalizados, sobre todo tras una ducha o un baño con agua caliente.

Vértigo,  mareos, cefalea y visión borrosa.

Debilidad, sudoración excesiva o dificultad para respirar.

Mayor facilidad para presentar epistaxis, hematomas y sangrados menores.

Inflamación dolorosa de alguna articulación.

Hormigueo, ardor o entumecimiento sobre todo de manos, pies, brazos y piernas.

Otros posibles síntomas son fiebre, pérdida de peso, úlcera gástrica, hipertensión y aumento del tamaño del bazo o esplenomegalia.

Complicaciones

Son posibles complicaciones de la Policitemia Vera:

Coágulos sanguíneos. Es la complicación más frecuente, debida al número elevado de glóbulos rojos junto a la presencia de alteraciones de las plaquetas. Las consecuencias pueden ser, trombosis venosa profunda a cualquier nivel, ataque cardíaco, embolia pulmonar o accidentes cerebrovasculares.

Artritis diseminadas, sobre todo en dedo gordo del pie.

Agrandamiento del bazo, porque tiene más trabajo de lo normal al existir un aumento de células sanguíneas.

Úlceras en tramos del sistema digestivo, sobre todo estomago, esófago e intestino delgado.

Otras complicaciones más importantes que las anteriores pueden ser: mielofibrosis o que el tejido normal de la médula ósea se va convirtiendo en tejido cicatricial, síndrome mielodisplásico o que las células madre de la médula no maduran correctamente, y leucemias agudas.

 

El Tema: Policitemia Vera. Síntomas, ha sido revisado, elaborado y resumido por la Dra María Julia Romero Martín. Especialista en Medicina Interna, para publicar en: www.tumedicoaltelfono.es

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Llámanos: 807 405 521 * Condiciones en
portada